Ir a contenido

Memoria histórica

¿Quién es quién?

Una vez al mes gente mayor de Mataró va al archivo histórico a identificar lugares y personas de fotos antiguas

Los ancianos, con sus recuerdos y conocimientos, completan el Fondo Carreras, formado por 60.000 imágenes

M.Coll

Gente mayor en el Archivo Histórico de Mataró identificando fotos antiguas.

Gente mayor en el Archivo Histórico de Mataró identificando fotos antiguas.

“¡Este lo conozco, se llama Pere Mola!”, exclama un señor de la primera fila. “¿Y este no es Josep Maria Coll?”, pregunta su compañero. Aunque en Mataró hace una mañana lluviosa y fría, nueve personas, de entre sesenta y noventa años, se han reunido en la sala de conferencias de Can Palauet, sede del  Archivo Comarcal del Maresme y del Archivo Municipal de Mataró, para ver fotos antiguas de la ciudad.

En el proyector ahora se puede ver como unos mozos, algunos de ellos con bigote estilo Clark Gable, posan sonrientes delante de la cámara antes de disputar un partido de futbol en el campo de la Mataronina. “¡El del fondo  es mi cuñado!”, se sorprende una señora. Hoy tocan imágenes sobre el mundo del deporte pero en otra jornada son fiestas tradicionales, espectáculos, como Els Pastorets o La Pasión, retratos de estudio o grupos de escolares.

Desde la tarima, con un portátil, una profesional del archivo va tomando notas del nombre de cada figurante, de posibles relaciones de parentesco y hasta de anécdotas del lugar. Se toma instancia de toda migaja de memoria. Y así, como si de un juego se tratase y con la colaboración de todos, en pocos minutos, de una foto archivada sin ninguna información, ya se dispone del nombre de todos sus figurantes, la localización y hasta alguna curiosidad añadida.

Una propuesta de éxito

“Esta actividad fue una petición del programa de Gent Gran Activa del Ayuntamiento de Mataró como estimulación de la memoria y desde el archivo la acogimos porqué no ayuda a complementar la información del fondo fotográfico”, explica Alexis Serrano, director del Archivo Comarcal del Maresme. Una colaboración, abierta a toda la ciudadanía, y que los mayores agradecen: “En estas sesiones ejercito la memoria y me hace gracia reconocer gente que he conocido”, asegura Maria Rosa Pegueroles, de 82 años.

En estos momentos trabajan en el Fondo Carreras, formado por 60.000 imágenes, y del cual “de la mayoría de fotos solo tenemos el año” porqué “parte de las principales autoridades, como el alcalde, no podemos identificar las personas”, lamenta Montserrat Clavell, responsable de la Gestión Documental y del  Archivo Municipal de Mataró. Una iniciativa que, aparte de complementar la información, también mejora la calidad de otros materiales, por ejemplo las exposiciones, y potencia las donaciones de imágenes.

“Estoy esperando que un día salga la foto de mi boda”, confiesa Ramon Llibre, de 68 años, uno de los participantes más jóvenes. “Mientras tanto me gusta venir y ver imágenes de fotos de Mataró de antes y recordar cosas de la ciudad que había olvidado” explica. De foto en foto, pasa rápidamente la mañana,  dos horas  compartiendo los recuerdos de cuando Mataró, literalmente, era un pueblo. Dentro de unos días – las sesiones tienen lugar cada primer lunes de mes- se volverán a reunir para repetir la experiencia y dejar a la ciudad su memoria en herencia.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA