Ir a contenido

Educación

Mataró inaugurará dos instituto escuela el próximo curso

El Departament de Ensenyament prevé recortar casi cien plazas de P-3 por falta de niños

Maria Coll

Patio del Colegio Angela Bransuela de Mataró.

Patio del Colegio Angela Bransuela de Mataró.

Según la Guía de Puertas abiertas a los centros de educativos de Mataró para el curso 2018-2019 que publica anualmente el Ayuntamiento, la ciudad ya tendrá para el próximo septiembre en pleno funcionamiento dos institutos escuela: el Àngela Bransuela y el Mar Mediterrània, antigua escuela Tomàs Viñas. Un modelo educativo que ya está funcionando satisfactoriamente en otras localidades de Catalunya y que en la capital del Maresme hasta el momento solo aplicaban los centros concertados.

Este nuevo modelo educativo, propuesto por el consistorio y aprobado por la Generalitat, reconvierte dos centros exclusivamente de primaria en centros con dos líneas de ESO sin la exigencia de crear nuevos edificios, una carencia imperante en la ciudad delante de la actual curva demográfica. “La necesidad de crear nuevas plazas de secundaria ya era urgente si no queríamos poner módulos en centros como el IES Puig i Cadaflach”, explica el edil de educación del Ayuntamiento de Mataró, Miquel Àngel Vadell.

La principal mejora de este modelo es la continuidad de la escolarización del alumno en el mismo centro al terminar sexto de primaria; un mayor seguimiento de la educación y una continuidad de la relación de los profesores con las familias. Aunque el período de matriculación aun no ha empezado el regidor ya ha avanzado que los alumnos de estos dos centros tendrán “prioridad” para quedarse, aunque si lo prefieren también podrán optar a cualquier otro instituto de la ciudad.

“La posibilidad que los hijos e hijas de 12 años puedan seguir la secundaria en el mismo centro sin tener que romper con sus amigos o desplazarse a un instituto al otro lado de la ciudad da mucha tranquilidad a las familias”, ha asegurado el edil, quien se ha mostrado “satisfecho” de la noticia y ha asegurado que “por primera vez en la ciudad la escuela pública entra en competencia con la concertada”.

Un cambio de modelo, que según la administración local no debería comportar grandes inversiones económicas - este año no se haran obras en los edificios-, solo cambios administrativos y de personal: cambio de nombre para el colegio Tomàs Viñas, que pasa a denominar-se Mar Mediterrània; cambio de dirección en el colegio Àngela Bransuela; nuevo NIF para los dos centros y próximamente incorporación de nuevos profesores de secundaria, en estos momentos en fase de contratación por parte del Departamento de Ensenyament.

Menos plazas de P-3

Otra novedad de cara el próximo curso 2018-2019, según la última reunión mantenida el pasado viernes entre el departamento de Educación del Ayuntamiento de Mataró y Servicios Territoriales de Ensenyament, será una posible reducción de cuatro grupos de P3, aproximadamente unas cien plazas, como respuesta a una bajada de la natalidad. “Uno de estos grupos, teniendo en cuenta la futura conversión del centro en Instituto Escuela será en el actual colegio Tomàs Viñas, pero las otras aun se están negociando”, según Vadell.

Aunque el consistorio acepta la necesidad de optimizar recursos, no quiere renunciar a estar plazas de las 56 que tiene la ciudad simplemente por razones demográficas si detrás no hay otro proyecto alternativo, como ha sido el caso de la conversión de centros de primaria de instituto escuelas. La negociación está abierta y en los próximos días se tomará una decisión definitiva.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.