Ir a contenido

CONSECUENCIAS DEL 1-O

El PSC gobernará en solitario Mataró con seis concejales después de la marcha de CiU

Núria Moreno, que sumará Urbanismo, Desarrollo Económico y Cultura, nueva mujer fuerte del equipo municipal

Joan Salicrú

 Comparecencia del alcalde de Mataró, David Bote, junto a los concejales del PSC. 

 Comparecencia del alcalde de Mataró, David Bote, junto a los concejales del PSC.  / JORDI PUJOLAR / ACN

El alcalde de Mataró, David Boteha dado a conocer esta mañana el nuevo cartapacio municipal después de que ayer el grupo municipal de CiU renunciara a sus competencias delegadas de Gobierno y rompiera el ‘Acuerdo de Gobierno por el Progreso de Mataró’ que había firmado con el PSC para el presente mandato 2015. A partir de ahora el PSC gobernará en minoría, con 6 concejales.

Durante el año y medio que queda de mandato, Bote plantea un gobierno concentrado solamente en los cinco concejales del PSC, “su pequeño gran equipo”, como lo ha nombrado.

Quien recibe más atribuciones es Núria Moreno, nueva primera teniente de alcalde, que dejará el ámbito de Vía Pública y pasará a controlar Urbanismo, Desarrollo Económico y Cultura. Son tres área claves que estaban en manos de los concejales de CiU: Núria Calpe, Dolors Guillén y Joaquim Fernàndez, respectivamente.  

El segundo teniente de alcalde será Joan Vinzo, hasta ahora responsable de Sanidad y Consumo, que incorpora el área de Bienestar Social, Convivencia y Vivienda, que hasta el momento llevaba la concejala de CiU Isabel Martínez.

El tercer teniente será Juan Carlos Jerez, hasta ahora responsable de la Hacienda Municipal, que será también el responsable de la Policía Local y Movilidad así como de Buen Gobierno, que incluye Participación, hasta ahora responsabilidad de Joaquim Fernàndez.  

El concejal de Educación Miquel Àngel Vadell incorpora Espacios Públicos, Equipamientos Municipales y Sostenibilidad y, finalmente, Marisa Merchán se mantiene como responsable de la concejalía de Juventud y Mujer –ahora se renombra como “Políticas de género”- y será también la responsable de Deportes, hasta ahora en manos de Josep Maria Font. 

Respuesta a CiU: no hemos incumplido ningún punto del acuerdo

“Son ellos quien ha decidido irse y romper el pacto. Además, las razones que aducen para romperlo no están de acuerdo de gobierno; no hemos incumplido ninguno de los compromisos que asumimos en aquel momento”, ha afirmado el alcalde David Bote para rebatir los argumentos por los cuales el jefe del grupo municipal de CiU, Joaquim Fernàndez, justificó la marcha del gobierno.

Sobre su rechazo a la violencia, que CiU afirmó ayer que había sido demasiado tímido, David Bote aclaró: “El domingo afirmé que encontraba innecesario e injustificada el uso de la fuerza contra una manifestación pacífica. Quiero que quede claro que rechazo la violencia, sin ambigüedades. Quien me conoce sabe que lo digo de todo corazón”. Y preguntado explícitamente por si tenía problemas en condenar la acción de las fuerzas de seguridad del estado, el alcalde del PSC señaló: “En mis declaraciones y mis mensajes en las redes sociales hay un rechazo explícito, una condena explícita a la violencia [policial]”.

También dijo que la convocatoria para la manifestación del lunes delante del Ayuntamiento, donde no acudió, se hizo cuando él ya estaba en Barcelona y que por eso no pudo asistir. “Es poco creíble usar mi ausencia del lunes para justificar el rompimiento de pacto”, apuntó, en relación a las críticas efectuadas ayer por Joaquim Fernàndez.

De todos modos, Bote ha valorado positivamente los frutos del trabajo conjunto con el grupo de CiU, a los concejales de la cual ha agradecido su trabajo.

Y sobre como encara la nueva etapa, afirmó: “Continuaré siendo el alcalde desde los mismos principios y valores, des de la ética y la transparencia. Quiero tener la ciudad al día y prepararla para el futuro. Bienestar, calidad de los servicios públicos, igualdad de oportunidades y proyección para Mataró. En todo esto me dejaré la piel, ahora más que nunca. Las circunstancias nos obligan y tenemos un compromiso firme”.

Bote admitió que el reto no será nada fácil: “Es difícil gobernar el ayuntamiento más fragmentado de Catalunya, con nueve grupos municipales y una concejala no adscrita y lo será más hacerlo en minoría. Y más en el clima en que estamos instalados. Pero aun así, tengo el coraje, el compromiso. Quizás no tenemos otro remedio, pero prefiero decir que tenemos ante nosotros un gran reto”. 

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: CiU PSC

0 Comentarios
cargando