Ir a contenido

El PDEcat desmiente que quiera romper el pacto de gobierno en Mataró

Sí asegura que no admitirá la dimisión de ninguno de sus concejales y emplaza al alcalde Bote a aclarar la situación

JOAN SALICRÚ / MATARÓ

Alfons Canela, presidente del PDEcat en Mataró.

Alfons Canela, presidente del PDEcat en Mataró.

Una tormenta en un vaso de agua que los socialistas mismos tienen que solucionar. Pero que en ningún caso tienen suficiente importancia como para plantear romper el pacto de mandato que el PDEcat y el PSC mantienen en Mataró. 

Esta es la visión de Alfons Canela, presidente del PDEcat en Mataró, sobre la crisis que atraviesa el gobierno bipartito de la capital del Maresme después de que EL PERIÓDICO revelara este viernes la petición hecha por el alcalde David Bote a Joaquim Fernàndez, jefe de los soberanistas en el Ayuntamiento, quince días atrás en una reunión privada de relevar a Núria Calpe como presidenta de PUMSA a raíz del caso Can Quirze.

Una petición que, de hecho, conocían desde hace quince días tanto en el PSC om en el PDEcat, aunque no hubiera sido aireada en público. Y a la cual, según ha podido confirmar este diario, Fernàndez se negó en rotundo en su momento, cosa que deja al alcalde Bote en una situación como mínimo un tanto extraña.

No plantearán romper el pacto pero lo que Alfons Canela sí asegura es que su formación no acceptará la dimisión de ningún concejal de su formación: "No aceptaremos que nadie pague un precio político ni dé un paso al lado por una declaraciones que tenían que leerse internamente en el gobierno y que los socialistas han usado para atacarnos hasta en un debate de la televisión local" , asegura en alusión a la alocución de Núria Moreno, concejal socialista, en el 'Pantalla Oberta' de m1tv.

El presidente local de los soberanistas se refiere a las manifestaciones que Núria Calpe hizo en dos semanarios gratuitos de Mataró en los que denunciaba que en la empresa municipal de urbanismo PUMSA en el pasado se trabajaba con "poco rigor", en referencia a la etapa en que el ente era gobernado por los socialistas, ahora socios de gobierno, que montaron en cólera.

"Abres cajones y salen cadáveres. El de Can Quirze es uno de ellos; hay otros pero este es uno de los más grandes", afirmó en concreto al semanario 'Capgròs', en relación a la supuesta mala gestión de PUMSA en la primera década del nuevo milenio.   

CANCELACIÓN DEL ENCUENTRO PREVISTO CON EL PSC

Para meter presión a los socialistas y al mismo tiempo rebajar la situación de tensión, Alfons Canela ha pedido cancelar la reunión que tenía que celebrarse esta tarde en la sede del PDEcat para tratar la evolución del pacto de gobierno que mantenen desde 2015, una reunión que ya estaba convocada con anterioridad a la polémica actual.

"En estos momentos es el alcalde quien tiene que salir a aclarir creada la situación y a dar explicaciones. O el alcalde o el grup municipal socialista", ha añadido Canela. 

El encuentro que sí ha tenido lugar es la reunión que el alcalde de Mataró pidió mantener con los propietarios de Can Quirze para tratar de rebajar la tensión respecto la nueva derrama -1,2 millones de euros- que el Ayuntamiento les pide por un sobrecoste en la urbanización de este vecindario, finalizada una década atrás. 

Más noticias de Mataró en la edición local de Mataró de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

 

Temas: PDECat PSC