Ir a contenido

Muere Francesc Robert Graupera, último alcalde del franquismo en Mataró

"Fue el eslabón entre el último franquismo y la pre Transición", ha afirmado de él el también exalcalde Manuel Mas

JOAN SALICRÚ / MATARÓ

El ex alcalde de MataróFrancesc Robert Graupera, el último del franquismo en Mataró puesto que ocupó el cargo entre 1973 y 1977, ha muerto la mañana de este jueves en Barcelona, donde residía.

Nacido en 1932, de joven había militado en el sindicato falangista universitario, el SEU. Ingeniero de montes de profesión, fue alcalde de la capital del Maresme entre 1973 y 1977, momento en qué fue nombrado gobernador civil de Tarragona a propuesta de Rodolfo Martín Villa, a la sazón gobernador civil de Barcelona. En Mataró, le sucedió Francesc Sala hasta 1979, cuando se celebraron las primeras elecciones democráticas.

Ya con la democracia y con la restauración de la Generalitat, Jordi Pujol le nombró Director General de Medi Natural en el Departament d’Agricultura, Ramaderia i Pesca.

Hasta hace un año fue el presidente de la asociación Amics de la Ciutat de Mataró, cargo que tuvo que dejar a raíz del empeoramiento de su salud. De hecho, el anuncio de la murte de Robert Graupera se ha conocido a través de un comunicado de la entidad.

“El amigo y compañero nos ha dejado. Su legado es parte de la historia de nuestra ciudad y de la asociación que con tanta dignidad y dedicación presidió desde su fundación, hasta que la salud se li permitió”, ha escrito el actual presidente de la entidad, Xavier Bada.

“Fue el eslabón entre el último franquismo y la pre Transición. Estuvo poco tiempo en el cargo, en unos momentos muy complicados ya que se venía lo que iba a llegar. Y supo salirse con la suya -en aquellos momentos y con las limitaciones que había- bastante bien”, ha afirmado de el exacalde Manuel Mas (1983-2004) en declaraciones a la edición local de Mataró de EL PERIÓDICO.

UN PERSONAJE CON DISTINTAS CARAS

El periodista y escritor mataronés Manuel Cusachs escribió de él en el libro 'De súbdits a ciutadans' (2003): “A Robert le tocó vivir unos años difíciles, a caballo entre el franquismo y el inicio de la Transición. (…) De talante bien distinto del alcalde a quien sucedía (Antoni Martí Coll), provocó agrias polémicas en temas sociales (asociaciones de vecinos), urbanísticos (el dossier Valldemia y el Puerto) y otros”. 

Pero también afirmaba: “Fue un alcalde dinámico, abierto a todo el mundo, que imprimió un ritmo muy vivo en el Ayuntamiento que presidía. Políticamente se mantuvo equidistante del franquismo involucionista y de la oposición rupturista”. De hecho fue Robert Graupera quien izó la bandera catalana en el Ayuntamiento en febrero de 1975, junto con la de Mataró, pocos meses antes de la muerte de Franco.

En 2006, Francesc Robert presentó un libro de memorias ('La Transició des de l’alcaldia de Mataró') donde recordaba episodios como su implicación en evitar una represión policial en la ciudad durante una visita de Marcelino Camacho, líder de Comisiones Obreras, en enero de 1977 o cuando el consistorio –septiembre de 1974- que presidía amenazó al gobernador civil de Barcelona, Rodolfo Martín Villa, de dimitir en bloque si se cambiaba el trazado de la prolongación de la autopista, que se planteaba que discurriera por las Cinc Sènies.

Su funeral será el próximo sábado 7 a las 10.30 de la mañana en el Tanatorio de Mataró.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Franquismo

0 Comentarios
cargando