Ir a contenido

Llenando las mochilas de experiencias

Este verano, 481 niños y adolescentes de Barcelona, Lleida y Badia del Vallès disfrutan de los casales y campamentos de verano de Save the Children

Tener contacto con la naturaleza, ver salir el sol, hacer largas caminatas para descubrir nuevos rincones, ver las estrellas en medio del bosque y, sobre todo, hacer amigos, muchos amigos, con los que compartir mil aventuras. Los campamentos son todo eso y mucho más. Unos días fuera hace que los niños descubran un nuevo mundo y llenen las mochilas de experiencias únicas. Por unos días, rompen con lo cotidiano, con normas diferentes, en otro lugar y con otras personas. Eso hace que desarrollen habilidades que en otros contextos del día a día no desarrollarían: colaborar, compartir, cooperar.

Este verano, 481 niños y adolescentes de Barcelona, Lleida y Badia del Vallès disfrutan de los casales y campamentos de verano de Save the Children.  El objetivo principal: ofrecer a los niños más vulnerables una alternativa de ocio y tiempo libre educativo que favorezca su desarrollo de manera integral, así como su descanso y diversión. En los campamentos y los casales se generan espacios seguros donde los niños pueden desarrollarse a través de actividades de ocio saludable y educativo en un entorno libre de estrés donde pueden dejar volar su creatividad e imaginación.

Este año en el campamento los niños y niñas se embarcan en una máquina del tiempo que les transporta a distintos periodos de la historia. Aprender y conocer épocas pasadas, sí, ¡pero sin parar de jugar! Viajan a la prehistoria y aprenden como sobrevivían los humanos. Después viajan hasta la antigua Grecia para organizar unos Juegos Olímpicos. Pero, ¿qué pasaría si un niño solo tuviera un brazo o necesitara una silla de ruedas? ¿No podría jugar? Pues lo arreglamos rápido y organizamos unos Juegos Paralímpicos para que todo el mundo pueda participar.  

Y entre viaje y viaje qué mejor que remojarse un poco en la piscina o hacer yincanas donde cada uno pone su granito de arena para solucionar los enigmas, y porque no, pasar un poco de miedo con los juegos nocturnos. Diferentes experiencias que todos los niños deberían vivir, porque todos tienen derecho al descanso, al esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad.

Ocio saludable

El ocio saludable es esencial para los niños, tanto para su bienestar emocional como para desarrollar relaciones sociales con otras personas y fomentar la inclusión.  Los campamentos de verano concretamente, aportan crecimiento personal a todos los participantes, desarrollando habilidades de liderazgo y confianza, que en otras actividades en la escuela no son posibles desplegar.

Los campamentos son un buen lugar para acompañar a los niños en su capacidad de autonomía ya que aquí es donde ellos mismos deben tomar sus propias decisiones, fomentando así su confianza y autoestima. Gracias al trabajo en equipo, las mediaciones de pequeños conflictos y la cooperación entre los compañeros, se promueven las habilidades sociales necesarias  para sus relaciones efectivas y afectivas, en el presente y en el futuro. Aprendiendo a interactuar con otras personas las 24 horas del día de manera positiva, empatizar, y conectarse con los demás, les beneficiará en su formación hacia su capacidad de resiliencia, ya que deberán conocer sus limitaciones y descubrir áreas en las que pueden mejorar.

Temas: Niños

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.