29 feb 2020

Ir a contenido

Entrenamientos inclusivos en el Futsal Vilassar de Mar

El equipo de fútbol sala del Maresme crea una categoría para jugadores con necesidades especiales.

El innovador proyecto se inspira en la adaptación de los equipos del River Plate a todos los deportistas

CARME ESCALES / BARCELONA

En la competición deportiva internacional, nadie olvidó a personas ciegas, o con limitaciones intelectuales, auditivas, físicas o neuronales que afectan a su movilidad. Los Special Olympics y los Juegos Paralímpicos ahí están. Congregan a deportistas de todo el mundo preparados para competir y ganar medallas, a pesar de sus capacidades diferentes. Hay un podio para todas las categorías, sea cual sea la limitación.

Pero, entonces, ¿por qué los grandes clubs no cuentan en sus filas con esas categorías especiales cuyos deportistas también optan a medallas? En una sociedad integradora de las diferentes capacidades, solo algún equipo de referencia mundial, como el Club Atlético River Plate de Buenos Aires lo hace. En el Antonio Vespucio Liberti, el estadio del club, conocido popularmente como El Monumental, hay asientos designados, gratuitamente, a sus aficionados con necesidades especiales. Y, en sus clasificaciones deportivas, el River Plate cuenta con categorías como fútbol para personas invidentes; baloncesto en silla de ruedas o natación y atletismo adaptados. «Todos ellos van uniformados como los jugadores del primer equipo de fútbol del club argentino, con normalidad», detalla Marc Vives, que hace unos años pudo presenciar, personalmente, la final de la Liga Inclusiva Nacional de Fútbol argentina. «Se celebraba en los campos anexos al estadio del River Plate, uno de los clubs de fútbol más importantes del mundo», precisa Vives. «Más de 150 personas de diferentes regiones de Argentina competían entre ellos. Y allí descubrí que el River Plate cuenta con todas esas categorías especiales que visten y son presentadas como cualquiera de los deportistas de sus equipos de primera división».

IMPORTAR LA INCLUSIÓN

La idea de normalizar todas las categorías de capacidades de las personas, dotándolas de canchas para preparar sus medallas, ha inspirado la creación en Catalunya de una nueva categoría pensada para deportistas con necesidades especiales, pero integrada por completo a un club deportivo con equipos que compiten en las divisiones nacionales. El Futsal Vilassar de Mar lo ha hecho posible. En una estrecha colaboración con el Club Esportiu Fem de Mataró, han puesto en marcha los entrenamientos de la nueva categoría de fútbol sala, pensada para integrantes con necesidades especiales.

Hay dos grupos, uno para los más expertos, que serán inscritos para jugar el campeonato español de personas con parálisis cerebral; y otro grupo, inspirado para aquellos jugadores que todavía no tienen suficiente rodaje en fútbol. Para estos últimos, se organizan entrenos y partidos amistosos. «También juntaremos a esos deportistas con capacidades especiales con jugadores de las otras categorías del club, en entrenamientos ideados para sensibilizar», declara el responsable del Área Social del Club Futsal Vilassar de Mar, e impulsor de la nueva categoría deportiva del mismo, Marc Vives.

«El eslogan Compartint Capacitats explica muy bien lo que esta nueva categoría le aporta al club y a cada uno de nosotros: dar y recibir», apunta el presidente del club, Luis Contreras. «Hoy en día, todos los grandes clubs, y no tan grandes, están muy mercantilizados. Cuentan con presupuestos multimillonarios que necesitan justificar. Los patrocinadores que hacen inversiones estratosféricas en los clubs esperan un retorno de impacto mediático que, desgraciadamente, no tienen los deportes adaptados inclusivos», precisa Contreras. «El retorno económico que pueden tener los deportes adaptados es prácticamente nulo. En cambio, el retorno humano, afectivo y sentimental es incalculable», destaca el presidente del Futsal Vilassar de Mar, que antes de la creación de la categoría para necesidades especiales no conocía el mundo de las capacidades diferentes.

DEPORTE INTEGRADOR

Promover la integración y cohesión social de las personas con diversidad funcional a través del deporte es uno de los objetivos del Club Esportiu Fem Esport Mataró (Club FEM). Es la entidad sin ánimo de lucro creada en el 2009 por tres entidades de la capital del Maresme (Fundació el Maresme, GIMM y Fundació Suport) para hacer accesible el deporte a personas con diversidad funcional intelectual. Cuenta con el apoyo del consistorio de Mataró y presta el suyo a la apuesta de Futsal Vilassar de Mar por esa diversidad funcional.