25 feb 2020

Ir a contenido
Christina Ricci cumple 40 años alejada de los focos

WIREIMAGE / JON KOPALOFF

ICONO DE LOS 90

Christina Ricci cumple 40 años alejada de los focos

La que fue niña prodigio del cine no logra papeles a la altura de su talento

Juan Manuel Freire

El próximo 12 de febrero se cumplen 40 años del nacimiento de Christina Ricci. Y más o menos cinco de la llegada del último papel realmente relevante de la actriz, el de Zelda Fitzgerald en la serie 'Con ella empezó todo'. Un papel que ella misma se buscó: tras fascinarle el libro de Therese Anne Fowler sobre la escritora, llamó a su agente para que averiguase quién tenía los derechos, y cómo no los tenía nadie, ella mismo armó el proyecto. Recordó por el camino lo gran actriz que es; cómo sabe expresar emociones importantes sin forzar la máquina. Esos grandes ojos hacen todo el trabajo con naturalidad.

¿Qué pasó con Christina Ricci?, podríamos preguntarnos. ¿Por qué una de las mejores y más carismáticas actrices de su generación acabó siendo casi apartada de Hollywood? Antes de 'Con ella empezó todo', Ricci llevaba alrededor de una década con serios problemas para encontrar papeles a la altura de su talento. El último había sido el de ninfómana encadenada en la memorable (de veras) 'Black snake moan'. Margot Robbie no sufrió el fracaso de la serie 'Pan Am'. ¿Por qué ella sí? Robert Pattinson salió indemne de 'Bel Ami, historia de un seductor', aquel ridículo biopic de Guy De Maupassant. ¿Por qué ella no?

El alejamiento
de Hollywood
coincide con el
nacimiento de 
su único hijo, 
en el 2014

Para Ricci, esto del espectáculo empezó, quizá, demasiado rápido, demasiado de improviso. Una cazatalentos se quedó prendada de ella en una obra navideña del colegio y, casi sin darse cuenta, estaba rodando 'Sirenas' con Cher y Winona Ryder. No mucho después, se convertía en icono gótico con su encarnación de Miércoles en 'La familia Addams'. Según suele contar, nunca tuvo tiempo de reflexionar sobre lo que hacía. Su familia necesitaba de esos sueldos. Su hermano pudo ir a la universidad gracias a ella. 

Además de la actuación, Ricci tenía el trabajo de la promoción, y era este el que peor llevaba. De adolescente causó cierta controversia con sus comentarios sobre la muerte o el incesto. Según explicó en una entrevista con 'The Guardian', con aquellas declaraciones agresivas combatía la agresividad de los medios: "Era como si arrinconasen a un animal y esperaran a ver si atacaba; eso es lo que parecía". En la pantalla siguió cultivando una imagen de joven angustiada y demasiado cansada de todo para su edad: recordemos sus papeles en 'Lo opuesto al sexo', 'Buffalo '66' y, sobre todo, 'Nación Prozac', encarnando a la recién fallecida Elizabeth Wurtzel.

Sus problemas para dar con roles memorables empezaron tras esa película, cuando Ricci ya estaba bien entrada en la veintena, pero, por su imagen juvenil, casi nadie quería darle papeles de mujer profesional o interés amoroso serio. Recibió aplausos por su papel de novia de Charlize Theron en 'Monster', pero después encadenó películas tan olvidables como 'Más allá de la muerte', 'Bel Ami', 'Los Pitufos 2', 'Mothers and daughters'… "Nunca me ofrecen cosas buenas o interesantes", dijo en la misma entrevista con 'The Guardian'. "Siempre he tenido que perseguir las cosas y, en este caso ['Con ella empezó todo'], crear mi propio trabajo".

 

Por desgracia, ese trabajo solo duró una temporada. Después solo hemos visto a Ricci en un thriller que no se la merece ('Distorted') y un telefilme de poca repercusión ('Escaping the Madhouse') sobre la periodista de investigación del XIX Nellie Bly. Pero, ¿debemos preocuparnos en exceso por Ricci? Quizá no tanto. Al fin y al cabo, ese periodo reciente de poco actividad coincide con el nacimiento, en agosto del 2014, de su primer hijo. Y en el horizonte tiene proyectos interesantes, como la serie sobre supervivientes de un accidente 'Yellowjackets', que protagonizaría con Juliette Lewis y la gran Melanie Lynskey. Queremos verla brillar.

Temas Series Cine