Ir a contenido
Barbara Broccoli: la jefa del 007

GETTY / MARK R. MILAN

CON LICENCIA PARA MANDAR

Barbara Broccoli: la jefa del 007

La superproductora ejerce su cargo al frente de la saga James Bond con mano de hierro

Nando Salvà

Desde que parece definitivo que el actor Daniel Craig no volverá a meterse en la piel del agente 007 una vez finalice el rodaje de 'No time to die', son cada vez más audibles las voces de quienes consideran que, por inadecuado que sobre el papel pudiera parecer, una mujer debería encargarse ahora de dar vida al espía más famoso del mundo. Es una opinión comprensible en estos tiempos necesitados de gestos feministas pero que olvida que la persona más poderosa en el universo James Bond –una de las franquicias más populares y lucrativas de la historia del cine– ya es una mujer. 

El actual James Bond, Daniel Craig, en una imagen publicitaria.

Barbara Broccoli es la jefa de Eon Productions, la compañía que ha producido todas las películas pertenecientes oficialmente a la saga de 007 desde que su padre, Albert Broccoli, comprara los derechos de adaptación al cine de las novelas de Ian Fleming sobre el agente. Cuando en 1995 el viejo magnate cedió el control de la empresa a su hija y al hermanastro de esta, Michael G. Wilson, probablemente ni él mismo imaginara que hoy, en su sexta década de vida, la serie seguiría en el apogeo; y que lo haría principalmente gracias a ella. 

 

"Todo el mundo teme a Barbara"

En efecto, aunque la última palabra sobre todo lo relacionado con las películas de Bond –cada línea de diálogo, cada decisión de 'casting', cada acción de 'marketing', cada tuit promocional– les corresponde a ambos, Wilson es el primero en admitir que su hermana es la verdadera capitoste del negocio, y que lo maneja con mano de hierro: «Todo el mundo teme a Barbara», ha afirmado. Para convertirse en la productora más poderosa que Hollywood ha conocido jamás, después de todo, son necesarias dotes de mando.

Tres de los actores que han encarnado al agente 007. De izquierda a derecha, Timothy Dalton, Roger Moore y Pierce Brosnan. / AP (ALASTAIR GRANT)

Otro requisito para mantenerse en tan privilegiada posición es la capacidad de reacción. Y la saga Bond la ha puesto a prueba en varias ocasiones recientemente: como cuando el inglés Danny Boyle renunció a dirigir 'No time to die' solo unas semanas antes del inicio de su rodaje; o cuando Craig aseguró que preferiría cortarse las venas antes de volver a encarnar el personaje. O ahora que, decimos, hay quienes le exigen a 007 un cambio de sexo. «Es un hombre. Fue escrito como un hombre y así es como seguirá siendo representado. Lo necesario no es convertir personajes masculinos en mujeres, sino crear más personajes femeninos y construir historias adecuadas a ellos». Lo declaró a 'The Guardian' hace unos meses –poco antes de incorporar a Phoebe Waller-Bridge, creadora de la teleserie 'Fleabag', al equipo de guionistas de 'No time to die'– . 

 

Causa feminista

No es que Broccoli no esté comprometida con la causa feminista. Lleva vinculada al movimiento Time’s Up desde su creación, y ha financiado la mayoría de las investigaciones en las que  se sustenta. Asimismo, se ha pasado los últimos dos años dedicando el tiempo que Bond le deja libre a producir películas sobre mujeres y dirigidas por mujeres. Y, aunque por un lado parece descartado que la primera película de 007 que producirá después de 'No time to die' vaya a estar protagonizada por una actriz, no hay ningún motivo por el que a sus mandos no pueda estar una directora. Eso también sería un gesto.