Ir a contenido
The Who, en diez claves

BANDA MÍTICA

The Who, en diez claves

Repaso aéreo de la trayectoria del cuarteto con motivo del reestreno en salas de 'Tommy'

Juan Manuel Freire

El próximo viernes, día 23, la cartelera volverá a acoger 'Tommy', la adaptación al cine de la pionera ópera rock de The Who. Es decir, el irrefrenable director Ken Russell en su más desquiciado, vibrante esplendor de los 70. Para celebrarlo, repasamos la trayectoria del mítico grupo británico en diez bocados.

1. Los fundadores

En algunas bandas no cuesta señalar al Jugador Más Valioso. Con The Who es otra historia. Hablamos de la unión mágica entre cuatro talentos sin mucho en común, teóricamente; solo el virtuosismo. Está Pete Townshend, un compositor ambicioso. John Entwistle, bajista jazz convertido al rock. Keith Moon y su batería maníaca, maníaca pero virtuosa. Y finalmente, Roger Daltrey, un cantante, como me dijo Lisa Kekaula (The Bellrays) en una entrevista en estas mismas páginas, "cuya vida depende de lo que está cantando en ese momento".

2. Estilo en mutación

The Who fueron incapaces de pasar mucho tiempo en el mismo sitio. Solo pensaban en el futuro. Tras unos inicios como ruidoso grupo 'beat', se asentaron (temporalmente) en el 'pop art' con el caleidoscópico 'The Who sell out'. De una fase de vocación orquestal pasaron al hard rock con innovador uso de los sintetizadores. Y acabaron pasándose a un pop casi ligero, casi reposado. Las letras de Townshend suelen abordar cuestiones de identidad, sexualidad o clase desde el prisma más personal.

3. Debut generacional

No incluyeron 'I can't explain', su radiante primer single, en 'My generation' (1965), su primer disco, ni falta que les hizo. Tenían el himno titular, con armonías vocales muy Beach Boys, pero a la vez una agresividad claramente proto-punk; de hecho, The Who fueron mencionados como influencia por Sex Pistols o The Clash. Una de sus líneas imborrables: "Espero morir antes de hacerme viejo".

4. El caos

En la primera época de su carrera, The Who son conocidos por un directo salvaje que suele incluir el descuajaringado de instrumentos sobre el escenario. De su concierto en el Assembly Hall de Worthing en 1969, el periodista Jon Savage recuerda (en el libro 'The Who: I was there', de Richard Houghton): "Tocaron tan alto que me dejaron abierta la tapa de los sesos durante tres días". Una buena muestra de su vendaval es 'Live at Leeds' (1970), el disco en directo que grabaron un año después en el refectorio de la universidad de Leeds. Según parece, el volumen de la música fue más bajo en la gira de 50º aniversario; Townshend sufre desde hace décadas de tinnitus, es decir, escucha ruido en su oído incluso sin fuerte sonora externa.

5. Ópera rock

Parece que muy animado por el mánager Kit Lambert (hijo del compositor clásico Constant Lambert), Pete Townshend había estado pensando en crear una ópera rock desde el segundo disco del grupo, 'A quick one' (1966), que se cerraba con la suite 'A quick one, while he's away', tomada prestada por Wes Anderson para 'Academia Rushmore' (en la versión en vivo de 'The Rolling Stones rock and roll circus'). Cumplió del todo su sueño en el innovador doble disco 'Tommy' (1969), una pionera ópera rock no exenta de puros y duros hits (power) pop, caso de 'I'm free' y 'Pinball wizard', este último compuesto sobre todo por complacer al crítico Nik Cohn, fan de los petacos. En 1975 llegó la película de Ken Russell, un derroche de imaginación visual (en pantalla grande será 'trip' en toda regla) con apariciones estelares de Eric Clapton, Tina Turner y Elton John.

6. 'Baba O'Riley'

Debe ser su tema más popular entre quienes crecieron enganchados a la franquicia 'C.S.I.' y, en concreto, la división de Nueva York, de la que era tema oficial; tanto la serie principal como sus tres 'spin-offs' han contado con temas de The Who como sintonías. 'Baba O'Riley' fue uno de los hits, pero no el único, de un disco ('Who's next', de 1971) compuesto casi por entero de extractos de lo que iba a ser una ópera multimedia llamada 'Lifehouse', y que nunca llegó a hacerse por conflictos con Lambert.

7. 'Quadrophenia'

En realidad, 'Tommy' no es, pese a su aura de culto, la película más querida basada en música de The Who. Ese privilegio corresponde a 'Quadrophenia', la adaptación de Franc Roddam del disco de igual nombre de 1973 en torno a la ideología mod. El filme sintetizó exitosamente las líneas narrativas del disco y ofreció la oportunidad de brillar a Phil Daniels (como el torturado Jimmy Cooper) y un Sting todavía novato en el cine (como el cruel Ace Face). Tras su estreno, la fiebre mod creció y creció.

8. Bajas por defunción

Después de 'Quadrophenia' vendrían discos algo menos ambiciosos, como el irregular 'The Who by numbers' (1975) y el nuevaolero 'Who are you'(1978), los dos últimos que grabaran con el batería Keith Moon, quien falleció en septiembre del 1978 a consecuencia de la sobredosis de un medicamento que debía ayudarle a controlar el alcoholismo. "No estábamos preparados para lidiar con los problemas de Keith en ese momento", dijo Daltrey en 'The New York Times' en el 2006. "Si hubiéramos sabido entonces lo que sabemos ahora sobre rehabilitación, no lo habríamos perdido". Su sustituto fue Kenney Jones (Small Faces), quien dio pulso poco frenético a 'Face dances' (1981) e 'It's hard' (1982). Cuando, tardía y algo inesperadamente, publicaron 'Endless wire' (2006), también faltaba el bajista Entwistle, quien había fallecido en el 2002 por un infarto relacionado con el consumo de cocaína.

9. Caminos en solitario

De los cuatro componentes originales, el que mejores discos ha publicado al margen del grupo es Townshend. Y no, nos referimos tanto a los grabados bajo el influjo del gurú indio Meher Baba como a 'Empty glass' (1980), clase maestra pop, o '(All the best cowboys have) Chinese eyes' (1982), con la sección rítmica de Big Country. Daltrey, por su parte, ha hecho carrera como actor de cine (destaca en su filmografía 'McVicar, el enemigo público número 1', que también produjo) y televisión (apareció, por ejemplo, en un capítulo de, claro, 'C.S.I.').

10. Para ver y saber más

The Who han tenido la suerte de estar en el centro de algunos grandes documentales y aparecer en míticas películas de conciertos. Entre los primeros está el clásico 'The kids are alright', especie de elegía por Moon que, por otro lado, resulta enormemente divertido; sus fragmentos de entrevista serían luego parodiados (aunque igual ni siquiera hacía falta) en 'This is Spinal Tap'. La inmersión profunda puede seguir con 'Amazing journey: The story of The Who', casi cuatro horas de trabajado documental con extensas entrevistas a los supervivientes Daltrey y Townshend. Tampoco puede desdeñarse 'Lambert & Stamp', sobre los mánagers del grupo, Kit Lambert y Chris Stamp (hermano del actor Terence Stamp). Busquen también sus actuaciones en vivo en 'The Rolling Stones Rock and Roll Circus' (1966), 'Monterey Pop' (1968), 'Woodstock' (1970) o 'Message to Love: The Isle of Wight Festival' (1997). Suban el volumen al 11.

Temas: Música Cine