Ir a contenido
Courtney Love vende su ropero menos punk

ARTISTA DESPRENDIDA

Courtney Love vende su ropero menos punk

La vocalista de Hole y viuda de Kurt Cobain ofrece a buen precio su lujoso vestuario mientras anda liada con asuntos judiciales, que la enfrentan a su exrepresentante y a su exyerno

Noelia Sastre


De cómo Courtney Love ha sobrevivido a los excesos, las drogas, la mala prensa, el suicidio de su marido o la sobredosis de la bajista de su grupo lo explica ella misma en sus últimas entrevistas. «Soy una chica rockera que no fuma ni bebe. Pero ya sabes… he tenido mis épocas. Ahora estoy muy sana en Los Ángeles. Soy budista, creo en la dignidad de los seres humanos y en la interconexión de la vida. Apoyo la música y las artes, estoy agradecida a la vida y no paro de trabajar para convertir los desafíos en oportunidades». Así de espiritual se presenta a los 54 años la que fue cantante de Hole y pareja de Kurt Cobain, que nunca ha dejado de tocar. Ni de montarla. 

Estos días es noticia por conseguir una orden de alejamiento contra su exrepresentante Sam Lufti, el hombre que controló la carrera de Britney Spears durante sus años locos. Love dice que le reclama dinero a través de mensajes «amenazantes, perturbadores, asquerosos», aunque puede que se vean de nuevo porque ambos han sido denunciados por el exmarido de Frances Bean, hija de Love y el líder de Nirvana. Según su versión, entraron en su casa buscando la guitarra que Cobain utilizó en el MTV Unplugged de 1993, valorada en más de un millón de dólares, y que él al parecer obtuvo legalmente tras el divorcio. La justicia decidirá quién se coló en casa del exyerno. 

El exmarido de su
hija la acusa de
haberle robado
una guitarra de
Cobain que logró
con el acuerdo
de divorcio

Mientras tanto, Love es también noticia por una buena causa: ha puesto a la venta 43 prendas (entre 50 y 1.400 dólares) de su jugoso armario en Heroine.com. El 10% de los beneficios se destinará a Stand for Courage, la fundación de su hermana para proteger a los niños del acoso escolar. La venta comenzó el 6 de diciembre y cinco días después solo quedaban tres piezas. A elegirlas le han ayudado su hija, su «querida amiga Lana del Rey» y una estilista que encontró en Yelp. «Mi armario estaba lleno de seda, piel, Lagerfeld, Gucci… Era el momento de decirles adiós».  

‘Look’ inspirador

Durante sus años al frente de Hole en los 90 fue icono de la moda mezclando vestidos lenceros y 'babydoll', medias rotas, tiaras brillantes y labios rojos. Su 'look' ha inspirado a diseñadores como Marc Jacobs, que en 1993 presentó una colección grunge para Perry Ellis que acabó en su despido. Jacobs ha vuelto a lanzarla este año. Love y Cobain hicieron algo mucho más punki: quemaron todas las piezas que Jacobs les envió porque, dijeron, «no nos gustaban esas cosas; vivíamos en una trinchera sobreviviendo a la guerra. Sencillamente no gestionábamos bien la vida». 

También fue musa de Hedi Slimane en el 2013, protagonizando la campaña de Saint Laurent con un traje de rayas incluido en esta venta, así como vestidos de alfombra roja de John Galliano, Vivienne Westwood o Jeremy Scott. Love es íntima de Rick Owens y muy fan de la ropa 'vintage'. Ahora, dice, está obsesionada con el Delphos que el español Mariano Fortuny creó a principios del siglo XX (un modelo que se puede ver en el Museo del Diseño de Barcelona o en el Traje de Madrid). «Este tipo de piezas son las que más me interesan. Paso horas en las webs Timeless Vixen, Vintage Textile y Antique Dress para aprender. Es un lujo poder comprar moda de esta calidad, aprecio mucho el trabajo de quienes lo hacen posible». 

«Mi armario
estaba lleno de
seda, piel, Gucci,
Lagerfeld... Era
el momento del
adiós», dice la artista

Este otoño también se han cumplido 20 años del álbum 'Celebrity Skin' de Hole. Cuando apareció en 1998, el mundo había conocido a una Courtney Love autodestructiva; se rumoreaba que Cobain escribía sus canciones y que ella había planeado su muerte. Pero emergió limpia y sobria, y hasta fue nominada a un Globo de Oro por su papel en 'El escándalo de Larry Flynt' (el director, Milos Forman, se negó a contratarla si no entraba en rehabilitación). «Solo soy consistente en seguir mi instinto. No podría pretender ser una perfecta estrella de Hollywood, así que nunca lo he intentado. Han querido controlar mi dinero, mis palabras, mis elecciones. Pero soy dueña de mi destino y lo mejor que puedo hacer es continuar siendo auténtica y compartirlo con los demás». 
 

 

Temas: Moda Música