Ir a contenido
10 matrimonios que hacen series

IMAGINACIÓN CONYUGAL

10 matrimonios que hacen series

Amy Sherman-Palladino y Daniel Palladino, artífices de 'La maravillosa Sra. Maisel', forman una de las muchas parejas creativas de la historia de la tele

Juan Manuel Freire

Marido, mujer y padres de proyectos televisivos: los matrimonios creativos son posibles. Una de las mejores pruebas es la pareja formada por Amy Sherman-Palladino y Daniel Palladino (en la foto que encabeza este artículo), guionistas/productores de 'Las chicas Gilmore' o 'La maravillosa Sra. Maisel', cuya segunda temporada llega el próximo 5 de diciembre a Prime Video. Pero hay más, muchos más ejemplos.

Lucille Ball & Desi Arnaz

Cuando CBS quiso trasladar el programa radiofónico 'My favorite husband' a la tele, la cómica Lucille Ball se empeñó en que fuera su verdadero marido, Desi Arnaz, y no Richard Denning, el encargado de interpretar a ese esposo favorito. El resultado fue una serie con otro nombre, 'Te quiero, Lucy' (1951-1957), que ellos no escribieron, pero que tomaba inspiración de los verdaderos Lucille y Desi (músico en la vida real, director de orquesta en la serie).

La pareja quería lucir lo mejor posible, así que peleó para que se rodara en cine, algo sin precedentes en una telecomedia. Aceptaron un recorte de sueldo y se convirtieron en productores a través de su compañía Desilu, después marca de 'Los intocables' o, ya con Ball como única propietaria, las mismísimas 'Star Trek' y 'Misión: imposible'.

Gerry & Sylvia Anderson

Gerry Anderson y su segunda esposa, Sylvia, fueron titanes de la televisión infantil británica de los 60. Sus series de ciencia ficción y aventuras con marionetas han adquirido carácter icónico, en particular 'Los guardianes del espacio', gran ejemplo de una técnica desarrollada por ellos mismos, la Supermarionation, que permitía sincronizar electrónicamente las bocas de los muñecos con el diálogo de la serie.

Las aventuras del Equipo Internacional causaron sensación, pero solo se rodaron dos temporadas. Después vendrían series como 'El capitán Escarlata' y, ya con personas, 'Ovni' y 'Espacio: 1999', cuya primera temporada se rodó con el matrimonio ya en una profunda crisis. Pionera figura femenina en una industria de hombres, Anderson se hizo escritora y trabajó para HBO durante los 80.

Frank & Doris Hursley

Empezaron escribiendo para la radio durante la segunda guerra mundial y se pasaron luego a los seriales, como por ejemplo el wéstern 'El pistolero de San Francisco'. Pero destacaron, sobre todo, en el ámbito del culebrón: suyo es el más largo jamás creado, 'Hospital General', que arrancó en 1963 y ahí sigue (ya ha superado los 14.000 episodios; quizá sea un poco tarde para tratar de verlo completo).

Curiosamente, los primeros episodios de la serie fueron escritos por una pareja también casada, Theodore y Mathilde Ferro. Y cuando los Hursley se cansaron de su propia criatura, cedieron la jefatura de guiones a otro matrimonio: su propia hija y su yerno, Bridget y Jerome Dobson, también guionistas de la no poco longeva 'Guiding light' (más de 18.000 episodios) y creadores de la mítica 'Santa Barbara'.

Mary Tyler Moore & Grant Tinker

Como recuerda Joy Press en su ensayo 'Dueñas del show", el Movimiento de Liberación de la Mujer "se infiltró en el mainstream estadounidense a lo largo de los 70, pero su impacto en el prime time fue mínimo". Una de las pocas series con mujer soltera y trabajadora al frente fue 'La chica de la tele', protagonizada por Mary Tyler Moore, quien fundó MTM Enterprises con Grant Tinker para hacer la serie. (Después, MTM nos traería también clásicos como 'Radio Cincinnati' o 'Canción triste de Hill Street').

El ejecutivo/productor Tinker, su marido entre 1962 y 1981, reclutó a los grandes James L. Brooks y Allan Burns para cocrear y producir. Pero ya lo decía su título original ('The Mary Tyler Moore Show'): esa serie seminal era, sobre todo, el show de Tyler Moore, cálida y carismática en su papel de productora de un telediario.

Neal Marlens & Carol Black

Este dúo de guionistas y productores marcó la tele de los 80 con la telecomedia 'Los problemas crecen' y, después, la más dramática 'Aquellos maravillosos años', un repaso a la tumultuosa historia de Estados Unidos durante los últimos sesenta, primeros setenta, desde el punto de vista del colegial de clase media Kevin Arnold (Fred Savage), su adorable familia y sus no menos inolvidables mejores amigos.

Este relato iniciático estaba muy arraigado en la cultura estadounidense y era, a la vez, muy universal: captaba a la perfección lo que significa crecer, hacer amigos, enamorarse, o tener que afrontar la vida adulta. La serie acabó, de forma algo abrupta, en esa última encrucijada. Marlens & Black tuvieron aún otro éxito, 'Ellen', sitcom pionera en la representación gay en televisión.

Diane English & Joel Shukovsky

Diane English conoció a Joel Shukovsky en la cadena pública neoyorquina WNET, donde ella trabajaba en el apartado de guiones y él era diseñador gráfico. Después de firmar English con éxito una adaptación del clásico de Le Guin 'La rueda celeste', Shukovsky le propuso montar una productora conjunta en Los Angeles. El primer proyecto de Shukovsky English Entertainment fue una pequeña serie llamada 'Murphy Brown'.

Pero no tuvieron la misma suerte con todas sus criaturas. Pocos se acuerdan ya de 'El trébol azul', con Susan Dey y Jay Thomas como pareja de egos poderosos, y todavía menos de 'Living in captivity', comedia multirracial en la que se curtió Matthew Weiner, casi dos décadas antes de crear 'Mad men'. Desde el 2012, English y Shukovsky van por caminos separados en todos los sentidos.

Amy Sherman-Palladino & Daniel Palladino

Amy Sherman iba para bailarina, pero rechazó un papel en 'Cats' para unirse al equipo de guionistas de 'Roseanne'. Su futuro marido, Daniel, también escribió guiones para la emblemática sitcom, pero solo después de la marcha de Amy.

La primera serie en la que trabajaron juntos fue 'Las chicas Gilmore', la historia de una madre soltera, Lorelai (Lauren Graham), y su hija adolescente, Rory (Alexis Bledel), que aunque discuten un poco son las mejores amigas del mundo. Comedia amable y drama relativo, 'Las chicas Gilmore' tardó tiempo en ser tomada en serio; la oscuridad tiene mejor reputación.

Menos ha tardado en pasar al canon 'La maravillosa Sra. Maisel': con su primera temporada, este drama alegre (más que comedia hilarante) sobre un ama de casa metida a comediante amasó premios y vítores críticos.

Robert & Michelle King

Durante el primer tramo de su carrera, Robert King escribió mucha serie B de acción bastante olvidada y uno de los mayores fracasos que se recuerdan: 'La isla de las cabezas cortadas'. Su suerte solo empezó a cambiar cuando hizo tándem con su mujer Michelle.

Puede que la serie judicial 'Proyecto: Justicia' no fuera un gran éxito (solo duró una temporada), pero fue el paso previo a 'The good wife', inteligente revisión de las series abogados que les valió el aplauso popular (duró siete temporadas) y de los críticos, quienes la señalaron como una revolución elegante en la ficción de cadena generalista.

Fracasada la sátira política 'BrainDead', volverían al universo que les dio fama con 'The good fight', spinoff sobre el querido personaje de Diane Lockhart, la aguerrida abogada de Chicago que encarna Christine Baranski.

Jonathan Nolan & Lisa Joy

Se puede acusar a 'Westworld' de exceso de cálculo, de ser poco más que un complejo mecanismo diseñado para epatar, pero raramente decir algo sobre nuestros sentimientos. Y sin embargo, detrás de este puzle distópico sobre los peligros de la inteligencia artificial encontramos a una pareja enamorada: Jonathan Nolan, hermano pequeño de Christopher Nolan (al que ha ayudado en los guiones de casi todos sus filmes), y su mujer, Lisa Joy, a la que conoció en el estreno de 'Memento'.

De la mano del joven Nolan, Joy cultiva la pesadumbre más o menos monolítica, pero en su currículo aparecen series con un humor encantador como 'Último aviso' y 'Criando malvas'. ¿Será ella quien sugirió convertir al director narrativo Lee Sizemore en contrapunto cómico durante la segunda temporada?

Anna & Jörg Winger

Con la fascinante serie de espionaje 'Deutschland 83' (busquen su segunda temporada como 'Deutschland 86'), Anna y Jörg Winger se han convertido en líderes de la renovación de la ficción televisiva alemana. En ella, este equipo marido-mujer cuenta una trama de Guerra Fría desde el punto de vista de un espía de la Alemana Del Este. Su principal arma: un infalible sentido del ritmo. "Esto es tele, una película, así que debes evitar que la gente cambie de cadena, o se levante a tomar algo, o se duerma", contaba Jörg hace unos años a este diario.

"Como equipo, tenemos el beneficio de mucha experiencia y el beneficio de poca experiencia", ha dicho Anna en otra entrevista. Su marido, muy curtido como productor, aporta el conocimiento del terreno, y ella invita a tomar riesgos. Los dos aman la política. Y se aman.

Temas: Series