Ir a contenido
Los actores fetiche de Martin Scorsese

PREMIO PRINCESA DE ASTURIAS DE LAS ARTES

Los actores fetiche de Martin Scorsese

Robet De Niro y Leonardo DiCaprio encabezan la nómina de intérpretes con los que el cineasta suele trabajar, a parte de miembros de su propia familia

Nando Salvà

A bote pronto resulta difícil imaginar a dos actores más distintos entre sí que Robert De Niro y Leonardo DiCaprio: el uno derrocha incendiaria chulería callejera; el otro suele combustionar internamente. Pero se parecen en dos cosas: ambos proyectan una intensidad feroz, y ambos son figuras esenciales en la carrera de Scorsese. Es más, las colaboraciones del director con cada uno de ellos han ayudado a definir las carreras de los tres y sus respectivas evoluciones artísticas. 

Cierto que las cinco películas firmadas por Scorsese mano a mano con DiCaprio –'Gangs of New York' (2002), 'El aviador' (2004), 'Infiltrados' (2006), 'Shutter island' (2010) y 'El lobo de Wall Street' (2013)– no han llegado a alcanzar la estatura mítica que a estas alturas poseen varias de las ocho colaboraciones con su otra gran musa. Títulos como 'Taxi driver' (1976), 'Toro salvaje' (1980) y 'Uno de los nuestros' (1990) se cuentan entre los mejores y más influyentes del cine moderno. En la carrera de DiCaprio, además, no hay un solo personaje tan legendario como Travis Bickle ('Taxi driver'). Por otra parte, tiempo al tiempo. 

 

Reunión de compañeros

Aunque el párrafo anterior sugiera rivalidad entre ambos actores, nada más lejos de la realidad. Ya trabajaron juntos para Scorsese en el corto 'The audition' (2015) –en el que, irónicamente, interpretaban a actores que competían por un mismo papel para el director–, y está previsto que vuelvan a hacerlo, esta vez en formato largo, en el thriller 'Killers of The Flower Moon'. Hasta entonces, pronto asistiremos al estreno de 'The irishman', novena película que De Niro y Scorsese ruedan juntos.

 

En realidad, la nueva película funcionará como algo parecido a una reunión de compañeros de clase. En su reparto figuran también otros dos de los actores scorsesianos por antonomasia. Uno es Harvey Keitel, que en realidad fue el primer gran socio cinematográfico del director: apareció en cuatro de sus cinco primeras películas; el otro es Joe Pesci, volcánica presencia en títulos como 'Uno de los nuestros' –por la que ganó el Oscar al mejor actor de reparto– y 'Casino' (1995), y semirretirado desde 1999. Antes de aceptar su papel en 'The irishman', al parecer le dijo «no» a Scorsese unas 50 veces.

Nepotismo

La filmografía del maestro, asimismo, está llena de otros nombres recurrentes a los que resulta mucho más difícil poner cara sin echar mano de Google. Como el de Harry Northup, que interpretó sendos pequeños papeles en las seis primeras películas del neoyorquino –debutó en '¿Quién llama a mi puerta?' (1967) dando vida a un violador–; o como los de Victor Argo y Murray Moston, que suman cinco colaboraciones con Scorsese cada uno. ¿Y cómo olvidar, por último, el delicioso lado nepotista del director? Luciano Charles Scorsese, operario textil de voz ronca, apareció en ocho películas de su hijo hasta que murió en 1993; su esposa, Catherine, una encantadora señora de habla cantarina, lo hizo en siete, y en todas ellas improvisó sus diálogos. El joven Martin, además, los puso a ambos en el centro del documental 'Italianamerican' (1977). También trabajó con Illeana Douglas, en dos cintas, mientras fue su pareja sentimental,