Ir a contenido
La huella de Bergman: Woody Allen, Martin Scorsese, Lars von Trier, Nuri Bilge Ceylan, David Lynch, Michael Haneke, John Cassavetes, Andrei Tarkovski, François Truffaut y Stanley Kubrick. 

CENTENARIO DEL DIRECTOR DE 'EL SÉPTIMO SELLO'

La profunda huella de Bergman

De Lynch a Truffaut y Scorsese, buena parte del cine posterior se ha mirado en su espejo

Nando Salvà

Viajar a través de la filmografía de Ingmar Bergman lo deja claro: su cine sigue siendo tan moderno y relevante como el primer día, y el espejo en el que buena parte del cine posterior se ha mirado. Aquí va una breve lista de los directores a los que el sueco inspiró con su estilo, sus temas y sus tonos.

Lars von Trier 

Habla de muchas de las mismas cosas de las que hablaba el maestro: la muerte, la fe, la humillación, el sufrimiento, la culpa, la redención. «Le quiero tantísimo. Lo es todo para mí. Menuda mierda. ¡Que le den a Bergman!», proclamó Trier frente a la cámara en el documental 'Descubriendo a Bergman' (2013).

David Lynch

Como Bergman, Lynch siempre se ha apoyado en el subconsciente como resorte emocional. Las películas de ambos, además, están hechas de capas y capas de subtexto; hay pocos directores más recurrentemente sometidos a interpretación y debate que ellos dos. Y, por último, ¿no son obvias las similitudes entre 'Mulholland Drive' (2001) y 'La hora del lobo' (1968)?

François Truffaut

Las innovaciones en el lenguaje cinematográfico que los directores de la 'nouvelle vague' llevaron a cabo en los 60 tienen buena parte de su origen en la fascinación que sentían por BergmanTruffaut incluso citó 'Un verano con Mónica' en una de las escenas de 'Los 400 golpes' (1959), película fundacional del movimiento.

John Cassavetes

Comparte con Bergman el amor al actor, y la certeza del papel esencial de la interpretación en el arte fílmico. 'Sonrisas de una noche de verano' (1955) se parece a 'Noche de estreno' (1977) en lo mismo que 'Secretos de un matrimonio' (1973) se parece a 'La fuerza del amor' (1984): son películas para celebrar las voces y los cuerpos de los hombres y mujeres que hay frente a la cámara.

Nuri Bilge Ceylan

Sus películas incluyen personajes con atributos bergmanianos, que luchan contra sus inseguridades y son víctimas de su arrogancia. La influencia es especialmente obvia en la película más aclamada del turco, 'Winter Sleep' (2014), que conecta argumentalmente con 'Secretos de un matrimonio' y temáticamente con la 'Trilogía del Silencio de Dios'.

Stanley Kubrick

En febrero de 1960, escribió una carta al sueco en la que se leía: "Quería expresar mi gratitud por la contribución brillante y sobrenatural que has hecho al mundo con tus películas. Tu visión de la vida me ha conmovido profundamente (…). Creo que eres el mejor cineasta que existe". ¿Hace falta decir más?

Woody Allen

Sus películas están llenas de sutiles referencias visuales al cine de Bergman: 'Interiores' (1978), por ejemplo, evoca las técnicas de encuadre de 'Gritos y susurros' (1972) y 'La última noche de Boris Grushenko' (1975) replica el plano más icónico de 'Persona' (1966). Además, el afán de Allen por explorar la psique femenina es herencia de su ídolo, a quien definió como "el gran poeta fílmico de la mortalidad" y como "el artista más grande desde la invención de la cámara".

Michael Haneke

En 'La cinta blanca' (2009) incluyó referencias a tres obras del sueco: 'Pasión' (1969), 'Los comulgantes' (1963) y 'Fanny y Alexander' (1982). Su escena de mutilación vaginal en 'La pianista' (2001) está inspirada en una similar en 'Gritos y susurros'. Y es fácil establecer conexiones entre 'Amor' (2011) y 'Saraband' (2003).

Andréi Tarkovski

Varios elementos de su trabajo eran influencia directa del de Bergman, pero ninguno tanto como el uso expresivo del sonido y el silencio. Ambos directores se profesaban admiración mutua, y esencial en las carreras de ambos es la convicción en la relación íntima entre lo existencial y lo religioso.

Martin Scorsese

Tomó del sueco la costumbre de usar su cine para revisitar su infancia y explorar sus crisis existenciales, y mucho más. "Si en los años 50 y 60 eras un adolescente y querías hacer cine, no creo que fuera posible no estar influenciado por Bergman", ha dicho Scorsese. "Tendrías que haber hecho un esfuerzo consciente para lograrlo y, aun así, la influencia se habría colado".

0 Comentarios
cargando