Ir a contenido
Katherine Woodward Thomas: la 'divorciadora' en jefe de Hollywood

psicoterapeuta y entrenadora emocional

Katherine Woodward Thomas: la 'divorciadora' en jefe de Hollywood

Por sus palabras es imposible reconocerla, porque Katherine Woodward Thomas es una de tantas psicoterapeutas y entrenadoras emocionales que, en cómodos pasos, enseñan a sus clientes tanto a «despertar al milagro del amor» como a «deshacerse de los residuos tóxicos emocionales del cónyuge» cuando lo que toca es separarse. Sin embargo, lo que sí la distingue de entre sus homólogos del ramo es que Woodward Thomas ejerce de 'divorciadora' en jefe de Hollywood desde que pilotó la separación de Gwyneth Paltrow y Chris Martin –ella, por cierto, no le llama divorcio, sino «desconexión consciente de la pareja»– y que en su cartera de clientas 'premium' tiene a la cantante Alanis Morissette y a la periodista Maria Shriver, que la incluye en una terna de personajes inspiradores que ella llama «arquitectos del cambio».

Sencillo método

Con 20 años de experiencia, la 'coach' recibe tratamiento de gurú en ese sector económico que pivota alrededor de convencer a la gente para que se entrene –con libros, cursos y/o consultas presenciales o digitales– «conectando con sus propias habilidades para encontrar la felicidad y la salud en las relaciones personales». Pero sus enseñanzas estrella, las que la han llevado a protagonizar giras mundiales, versan sobre separaciones. ¿Quiere usted divorciarse? Pues Woodward Thomas le enseña cómo con un sencillo método que garantiza, dice, a las parejas mantenarse alejadas de esa distopía 'new age' que es 'La guerra de los Rose'.

Una "desconexión' en cinco pasos

Paso uno: reconocer qué ha fallado y utilizar las emociones negativas «como combustible de un cambio positivo». Paso dos: no hacerse la víctima, que además de infructuoso resulta peñazo. Paso tres: identificar los patrones tóxicos y falsas creencias sobre el amor que le han llevado hasta la ruptura. Paso cuatro: empezar a practicar la amabilidad con el ex. Y paso cinco: «Tomar decisiones que ayuden a pasar página y –¿echaban en falta el concepto fetiche de la autoayuda?– reinventarse».

Cabe decir que la fórmula sentó estupendamente a Gwyneth Paltrow, que tras su desconexión siguió a lo suyo:  básicamente, brindando desde su web, Goop, consejos locos y ultrapijos como lavados vaginales con vapor o batidos matutinos de 200 euros. Sin embargo, su ex, Chris Martin, confesó tiempo después que la gurú no le había evitado pasar «un año deprimido». Se desconoce si es que se saltó alguno de los pasos. 

0 Comentarios
cargando