Ir a contenido
Elizabeth Bisland.

LAS OTRAS NELLIE BLY

Reporteras, corresponsales y cronistas políticas del siglo XIX

Margaret Fuller, Jane Swisshelm y Elizabeth Bisland fueron precursoras del periodismo y de la lucha por los derechos de las mujeres

Teresa Cendrós

La reportera Nellie Bly rompió moldes sociales y periodísticos, pero no fue la única mujer que, en el siglo XIX, se adentró en el boscaje del periodismo. Margaret Fuller, primera mujer con contrato en una redacción y luego primera corresponsal; la cronista política Jane Swisshelm, y la reportera Elisabeth Bisland fueron otras pioneras que desafiaron un oficio que circunscribía la voz de las mujeres a la moda y la jardinería.

   

Margaret Fuller (1810-1850): la primera corresponsal

Nacida en una familia burguesa –su padre era un eminente jurista y congresista– en la ciudad universitaria de Cambridge (Massachusetts), Margaret Fuller, que se había formado como maestra en Boston, pasará a la historia del periodismo estadounidense por haber sido la primera mujer en firmar un contrato en una redacción. La revista trascendalista (movimiento filosófico que tiene entre sus activistas a Henry David Thoreau y Walt Whitman) ‘The Dial’ la fichó como editora y fue allí donde descubrió su vocación. Durante sus cuatro años en la publicación, escribió una serie de artículos feministas que desembocaron en un influyente libro, ‘Woman in the nineteenth century’, que se erigió en referente de los movimientos de defensa de la igualdad.

Margaret Fuller, primera mujer con contrato en una redacción y primera corresponsal.

Subió un peldaño más en su prestigio al incorporarse al ‘New York Tribune’, ya en la ciudad del Hudson,  como crítica literaria. Destacó enseguida por su talento, por lo que el periódico, en 1846, la envió como corresponsal a Europa. Ninguna mujer antes había ejercido como tal en el extranjero. Para el ‘New York Tribune’, entrevistó a intelectuales como George Sand y Thomas Carlyle. Y, entre otros acontecimientos, informó de la revolución que llevó a la unificación de Italia y conoció al que sería el hombre de su vida, Giovanni Angelo Ossoli, con el que tuvo un hijo. Fuller acabó sus días de forma trágica. Murió, junto a su compañero, en 1850 cuando el barco que los trasladaba a EEUU se hundió muy cerca de Nueva York. Solo se salvó su bebé, Angelino. La periodista acababa de cumplir 40 años.

Jane Swisshelm (1815-1884): editora y pionera de la crónica política

En 1850, el mismo año en que Margaret Fuller se ahogó, Jane Swisshelm se convirtió en la primera mujer en sentarse en la tribuna de prensa del Senado de EEUU. Otra pionera. Nacida en la industrial Pittsburgh, trabajó desde niña para mantener a su familia, después de que su padre falleciera de tuberculosis. A los 14 años ya era maestra, y a los 20, una mujer casada.  Su matrimonio, sin embargo, fracasó al cabo de los años. Su marido, James Swisshelm –de quien tomó el apellido–, intentó someterla para que fuera una ama de casa carente de opinión, y se topó de bruces con la realidad. Ella tenía sus propias ideas de lo que significaba ser mujer. Y, desde luego, cocinar, limpiar, cuidar de la suegra enferma y tener hijos no era a lo único a lo que tenía intención de dedicarse.

Jane Swisshelm, cronista política, editora y defensora de los derechos de las mujeres y de la abolición de la esclavitud.

Siempre había tenido aficiones literarias y disfrutaba escribiendo. Así que envió a la prensa algunos relatos y poemas. Y este fue el modo en que comenzó la carrera periodística de Jane Swisshelm, cuando apareció publicada, en 1844, su primera pieza en el ‘Spirit of Liberty’ de Pittsburgh. En 1848, fundó su propio semanario, el ‘Pittsburgh Saturday Visiter’, desde donde defendía el abolicionismo y los derechos de las mujeres. Y, en 1857, ya divorciada, se instaló en St. Cloud, Minnesota, donde creó el ‘St. Cloud Visiter’,  aunque la aventura fue corta: unos esclavistas quemaron la rotativa un año más  tarde. Después de la guerra civil (en la que participó también como enfermera), se retiró a Pensilvania, donde publicó sus memorias, ‘Half a century’, en 1880, cuatro años antes de morir.
 

Elizabeth Bisland (1861-1929): la rival de Nellie Bly en la vuelta al mundo

Nacida en la plantación de Fairfax, Luisiana, Elizabeth Bisland (en la foto que abre el reportaje), igual que Jane Swisshelm, se inició en el oficio enviando su poesía a la prensa. En su caso, al ‘New Orleans Times Democrat’, con seudónimo y a escondidas de su familia. Al editor le gustó tanto su estilo que decidió pagarle por sus textos, de manera que se vio empujada a confesar a sus padres su gran secreto. Y, al poco, fue contratada por el diario, aunque pronto se le quedó pequeño y se marchó a Nueva York, donde se incorporó a ‘The Sun’ y, después, a la revista ‘Cosmopolitan’. Precisamente, como redactora de esta publicación, protagonizó el episodio más mediático de su vida profesional: la vuelta al mundo en competición con la reportera del ‘New York World’ Nellie Bly.

La disputa empezó después de que el diario de Bly anunciara, en 1889, que su periodista estrella intentaría batir el viaje ficticio de 80 días alrededor de la Tierra del personaje de Julio Verne Phileas Fogg. El editor del ‘Cosmopolitan’ vio una  oportunidad publicitaria para su cabecera, y decidió que Bisland haría lo mismo. La carrera fue seguida con gran interés por los lectores, que vieron como al final fue Bly la que le ganó la delantera a su colega. Un año después de la aventura, Bisland se casó con el abogado Charles Whitman Wetmore, aunque siguió publicando con su nombre de soltera. Murió de neumonía a los 67 años, y fue enterrada en el cementerio de Woodlaw, en el Bronx neoyorquino, cerca de donde yacían los restos de Bly, fallecida, también por neumonía, siete años antes. 

0 Comentarios
cargando