Ir a contenido
Black lightning, el superhéroe negro de Netflix

LA PLATAFORMA SE APUNTA AL FUTURISMO AFRO

'Black lightning': el superhéroe negro de Netflix

Juan Manuel Freire

Solo unas semanas antes de‘Black Panther’, ha llegado a Netflix (alrededor del globo; en EEUU se emite en The CW) la serie basada en el superhéroe negro 'Black Lightning', una figura menor de DC Comics nacida en 1977 de la imaginación del guionista Tony Isabella y el dibujante Trevor Von Eeden. Aunque nunca llegó a ser extremadamente popular, no se puede negar su importancia histórica: fue el primero de los superhéroes negros de DC y el primero entre ellos que tuvo serie propia. 

     Y ahora, también, teleserie propia. En esta versión, Jefferson Pierce (Cress Williams) ha colgado el traje de héroe durante nueve años y se dedica a hacer el bien desde su posición como director de instituto. Pero cuando sus dos hijas caen en manos de la Banda de los 100, se ve obligado a volver a usar el poder que había abandonado: el de controlar y manipular la electricidad.

Acción y drama familiar

Desarrollada por el afroamericano Salim Akil, la serie combina la acción más o menos espectacular (con efectos por encima de lo habitual en televisión) y el drama familiar más o menos sensible. Aunque produce Greg Berlanti, conocido por mezclar la ficción superheroica con tácticas del culebrón moderno, aquí se busca menos el melodrama que una cierta naturalidad. Por momentos, es como ver un drama racial de la competición de Sundance… con un protagonista que lanza a malotes por los aires con rayos eléctricos.

     La conciencia de raza se extiende hasta una banda sonora radicalmente buena. El primer episodio empieza con ‘Strange fruit’ en la versión de Nina Simone y acaba con Gil Scott-Heron. Pero en la escena de lucha suena Jack White. «Todo es cultura americana», dice Salim Akil.

0 Comentarios
cargando