Ir a contenido
Emilia Clarke, como Daenerys en Juego de tronos.

EL PERSONAJE DE LA SEMANA

Emilia Clarke: el ciclón platino

Juan Manuel Freire

Emilia Clarke, castaña y menuda, no fue la primera elección para encarnar al personaje de Daenerys Targaryen, de pelo plateado y altura considerable. En el primer piloto de 'Juego de tronos' ese privilegio correspondió a Tamzin Merchant. Pero, ¿quién se queja ahora de los escasos parecidos físicos entre la creación de George R.R. Martin y la londinense Clarke? Literalmente ni una sola alma.

Aunque tenga que ponerse peluca rubio platino para encarnarla, Clarke parece haber nacido para ser Daenerys Targaryen, también conocida como Khaleesi y Madre de Dragones, entre un largo etcétera de títulos. La estatura (1’57 en su caso) no mide la fuerza y ella ha resultado poderosa como esa joven mujer que toma progresiva conciencia de sus posibilidades y no ceja, a veces con formas expeditivas, en su intento de ocupar el Trono de Hierro.

Lo máximo con lo mínimo 

Sus dragones son su as en la manga. Ojo, 'spoiler': desde el último episodio es uno menos, Viserion. Clarke decidió interpretar ese momento de choque y congoja con su contención habitual. Incluso en momentos que podrían dar pie a fuegos artificiales interpretativos, ella ha optado por el "menos es todo". Su capacidad para conseguir lo máximo con casi lo mínimo justifica los 423.743 euros que se estima que cobra por capítulo, según informaciones recientes.

Nada mal para una actriz antes solo vista en un episodio de 'Doctors' y un telefilme de dinosaurios marca Syfy con el poco prometedor título de 'Triassic attack'. Después, boom, y gracias a los problemas con el primer piloto y el baile de actores, la entrada en 'Juego de tronos', y además como personaje clave. Hablamos de una serie coral, pero Daenerys, Dany para los amigos, forma con Jon Snow el núcleo emocional de la serie. Alan Taylor, director de algunos de sus mejores capítulos, incluyendo el reciente “Más allá del muro”, recordaba en una reciente entrevista con 'The New York Times' cómo George R. R. Martin había señalado durante el rodaje de la primera temporada que toda esta saga de fantasía y 'realpolitik' tenía su razón de ser en esa pareja: "En realidad todo se basa en Dany y Jon".

La británica, casi desconocida cuando se enroló en la serie, cobra más de 420.000 euros por capítulo

Diversión en Londres

Los fans esperan, ansían, la fructificación de un romance que en el penúltimo episodio de la séptima temporada daba serias señales de proximidad. A nadie parece importarle en exceso el pequeño detalle del incesto: probablemente Dany y Jon sean tía y sobrino. Algunas webs de cotilleos han querido ligar a Emilia Clarke y Kit Harington (el actor que encarna a Jon Nieve) en el mundo real, pero ella lo desmentía hace poco en la revista 'Elle': "Me dan ganas de llorar, nada más lejos de la verdad". De hecho, Clarke es, al parecer, amiga íntima de Rose Leslie, actriz novia de Harington. Los tres han sido vistos pasando sus escasas horas libres en algunos pubs de Londres, no sin problemas para quitarse fans de encima.

¿Y después de ese probable romance y la más que probable llegada al Trono de Hierro? Cerca ya el final de la serie –estamos en la penúltima temporada, cuyo último episodio se emite hoy domingo y dura 79 minutazos–, no son pocos los que elucubran sobre qué será de sus actores en el mundo post-'Juego de tronos'. Usando el símil de 'Friends': ¿quién será la Jennifer Aniston y quién el David Schwimmer, al que la suerte no sonrió en exceso hasta su papel de Robert Kardashian en 'American crime story'?

De 'Terminator' a 'Star wars'

Clarke tiene a su favor la versatilidad. Lo mismo puede ejercer como sucesora de Linda Hamilton en el rol de Sarah Connor (en 'Terminator: Génesis', por otro lado funesta película) que apostarse como heroína romántica encantadoramente gansa (en 'Antes de ti', éxito sorpresa del año pasado). No tiene planes de desaparecer del imaginario pop colectivo: se ha incorporado al universo de 'La guerra de las galaxias', probablemente la única franquicia de entretenimiento que hace sombra ahora mismo a 'Juego de tronos', como protagonista femenina del 'spinoff' sobre la juventud de Han Solo.

Por otro lado, y siguiendo el modelo de Reese Witherspoon o Nicole Kidman, ella planea crearse los papeles interesantes si no los encuentra. Ahora mismo escribe un guion con otra de sus mejores amigas, Lola Frears (hija del director Stephen Frears), y planea abrir su propia productora. "Porque sé que quedarme en ser solo actriz no será suficiente para mí", ha dicho. "Cuando pienso en llevar una compañía, tengo la clase de calma y certidumbre a las que recurro cuando hago de Daenerys". Todo controlado.