Ir a contenido

EL LEGADO MUSICAL

La voz de Freddie Mercury sigue fascinando

Jordi Bianciotto

Está el Freddie Mercury envuelto en cuero negro en homenaje a la estética queer de la Costa Oeste y el divo que soñaba con coliseos operísticos; el 'macho man' casi 'heavy' y la estrella de la pista de baile; el señor cantante y el 'entertainer'. Su figura cambiante, con muchas caras, explica que en la actualidad le invoquen artistas que se mueven en estéticas muy diversas, del pop más extrovertido al metal con ambición wagneriana.

Y lo más importante: era único, condición que actúa como imán para aspirantes al trono de la excentricidad, que le ven como referente inspirador. Como Lady Gaga, cuyo nombre se inspira en el éxito de Queen, de 1984, 'Radio Gaga'. El personaje de Stefani Joanne Angelina Germanotta retoma el sentido del espectáculo de Mercury, con sus ancestros glam, así como su ambición de moverse por encima de los patrones musicales, de la electrónica discotequera al tacto rockero. Ni electro, ni metal: ellos son el género.

PERSONAJE Y VEHÍCULO

Si Farrokh Bulsara creó a Freddie Mercury para expresar a través de él una sexualidad que le creaba un conflicto íntimo, Germanotta inventó a una Lady Gaga símbolo de las chicas que se sienten distintas, que plantan cara a una idea homologada de la belleza, la seducción y el buen gusto. En el 2011, la neoyorquina contó con la guitarra de Brian May en 'You and I', donde sampleaba el famoso ritmo de 'We will rock you'. Momento de euforia para May, que llegó a insinuar que Lady Gaga podría unirse a su inestable versión de Queen pos-Mercury como vocalista oficial. El desmentido no tardó en llegar: una cosa era que Lady Gaga rindiera homenaje a su héroe y otra que se dispusiera a perpetrar alegremente su suicidio artístico.

En el pop comercial, la huella de Mercury se manifestó pronto en intérpretes que, a priori, no parecían situarse en su estela. Como George Michael, uno de los primeros en ponerse en su piel tras su muerte (el epé 'Five live', de 1993, inmortalizó la toma de 'Somebody to love' en el homenaje del estadio de Wembley), y Robbie Williams, muy feliz en su asalto a 'We are the champions', con May, para el filme 'Destino de caballero' (2001).

Luego, Mika, cuyo éxito 'Grace Kelly', con su estribillo vertiginoso, desprende un reconocible histrionismo pop, y que se inspiró en Mercury al componer 'Last party'. En esta pieza evoca una supuesta fiesta de dos días en la que el cantante se sumergió cuando supo que era portador del virus del sida, una historia situada entre el mito y la realidad. En su misma cuerda pop, Scissor Sisters sitúan a Queen en la banda sonora de sus vidas, mientras que la figura en escena de su cantante masculino, Jake Shears, con el torso desnudo evoca fácilmente a Mercury. Y tenemos a Katy Perry, que habla de Queen como «la mayor influencia» de su vida y que ha llegado a incluir en sus 'shows' una versión de 'Don't stop me now'. En el 2014 lanzó una línea de perfumes bautizada como Killer Queen, como la canción de Mercury que, dijo, le ayudó a «descubrir la música». Fragancia «poderosa, atrevida, sofisticada», trazos que desea asociar a su figura de mujer fuerte.

LA CARTA DE COBAIN

Más puede sorprender la admiración profesada desde las filas del rock alternativo: Kurt Cobain, declarando, en su nota de suicidio, que admiraba el modo en que Mercury asumía su rol de estrella y personaje de escenario. The Darkness mostró desde el minuto uno su deuda con la versión más setentera de Queen, como, de un modo menos explícito, Muse, a través de su rock épico y de canciones como 'Madness'.

La banda metálica progresiva Dream Theater se ha acercado repetidamente a Queen, My Chemical Romance se ha atrevido con 'Under pressure', el 'hit' de Queen con David Bowie, y Panic! At The Disco acumula 20 millones de escuchas en Spotify de su versión de 'Bohemian rhapsody'. Canción también abordada con notable pericia técnica por el grupo catalán Obeses, cuyo cantante, Arnau Tordera, cita la pieza 'Lily of the valley' como influencia clave en su estilo vocal. La sombra de Freddie Mercury sigue alargándose, y todo apunta que por muchos años. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.