20 feb 2020

Ir a contenido

INJUSA

Diseño, tecnología y licencias

La juguetera de Ibi, que cuenta con una casita con realidad aumentada, invierte en I+D el 6% de su facturación

M. B.

Un coche de Injusa, en la mesa de montaje.

Un coche de Injusa, en la mesa de montaje. / INJUSA

Creada en 1947 por Antonio Berbegal Verdú, que había sido conductor de tranvías en Barcelona, Injusa hace de la innovación su bandera. "Es un mercado muy maduro, que va muy deprisa y que te obliga constantemente a sacar nuevos productos", asegura Luis Berbegaldirector general de la juguetera de Ibi (Alicante) y nieto del fundador. La firma, que sigue teniendo carácter y gestión familiar, destina cada año a I+D+i un 6% de sus ventas.

"Diseño, tecnología y licencias" tanto de las grandes marcas del motor (Mercedes-Benz, Kawasaki y Porsche, entre otros ) como de ídolos infantiles (Frozen o Paw Patrol) son las claves del éxito de Injusa, que fabrica vehículos eléctricos a batería, triciclos, vehículos a pedales, motos corre pasillos y juguetes de jardín como casitas, columpios y toboganes. Fruto del esfuerzo innovador, la compañía ha sacado al mercado unas casitas de juguete con realidad aumentada con las que los niños aprenden palabras, letras, números y canciones en inglés, francés y español o unas baterías de Li-Ion que permiten dotar a sus vehículos de una autonomía un 34% superior a la de los coches similares que funcionan con baterías de plomo. Estas nuevas baterías, además, reducen en más de un 50% el tiempo de carga. También el etiquetado IML (In Mould Labeling) es una de las innovaciones de la compañía alicantina. Con este este sistema, la etiqueta no va pegada al producto sino que está fundida, con lo que se evita que se despegue.

Producción en España

Injusa cerrará el año con una facturación de unos 19 millones de euros y medio millón de juguetes fabricados en Ibi. En el 2003 la compañía deslocalizó el 35% de su producción a China, pero en el 2010 decidió volver a España y aumentar su inversión en I+D+i. "No estábamos cómodos en China", reconoce su director general. La subida de costes en el país asiático tampoco fue ajena a la decisión. Hoy toda la producción se hace en España, donde Injusa cuenta con una plantilla de 120 personas.

Temas +Innovación