Ir a contenido

BBVA

Viaje a un nuevo modelo de gobierno

La entidad espera cerrar el primer semestre con 33.000 personas bajo la nueva organización ágil

M. B.

Equipo de trabajo Ágil en el BBVA, que implantó las metodologías ágiles en el 2014.

Equipo de trabajo Ágil en el BBVA, que implantó las metodologías ágiles en el 2014. / BBVA

La implementación de metodologías ágiles en el BBVA se remonta al 2014 cuando el banco se percató de que aunque tenía una visión estratégica muy clara, no era suficientemente rápido para ejecutarla. La entrada de competidores digitales en el sector financiero obligaba a encontrar una nueva forma de trabajar, colaborar y ofrecer soluciones a los clientes a un ritmo más rápido.

Originariamente fueron las áreas de Ingeniería y Desarrollo de Negocio las que lanzaron los primeros equipos de Scrum, explica Antonio Bravo, responsable de Transformación Agile del BBVA. El cambio, admite, obtuvo de entrada resistencia, pero los beneficios obtenidos animaban a seguir y a escalar el modelo a más equipos. En menos de un año, prosigue, quedó claro que Agile estaba teniendo un impacto en la mejora de la calidad del producto, acelerando el tiempo de comercialización y aumentando el compromiso y la productividad de los empleados.

Pero incluso con estos avances, el BBVA vio que estaba lejos de ser una organización ágil. "La mayoría de nuestras unidades (hasta un total de 132.000 personas) seguían funcionando siguiendo un modelo tradicional y de alguna manera restringidas por silos organizacionales. Entendimos que necesitábamos escalar Agile a todas las áreas corporativas", argumenta Bravo. El banco inició entonces este viaje de transformación hacia un nuevo modelo organizativo que es "la columna vertebral de un nuevo modelo de gobierno".

Trasformación cultural

Actualmente, según Bravo, son unos 30.000 empleados los que están bajo un modelo de gobierno y organización totalmente ágil. El objetivo es llegar a los 33.000 a finales de este primer semestre. No obstante, advierte, este es un viaje que nunca termina, ya que "el objetivo final es promover una transformación cultural que ponga a los equipos de ejecución en el centro de la organización y transformar a los gerentes en líderes".

Gracias a equipos que trabajan con esta nueva cultura, el BBVA ha conseguido, entre otros, estar en el primer o segundo puesto en los índices de satisfacción de clientes; haber sido seleccionados en España dos años consecutivos (2017 y 2018) como la mejor 'app' de banca del mundo por Forrester y haber incrementado tanto las ventas digitales como el número de clientes digitales

Temas: +Innovación