Lyst, la calle global del lujo

Oficinas centrales del buscador de moda Lyst, en Londres

Oficinas centrales del buscador de moda Lyst, en Londres / LYST

2
Se lee en minutos
Montserrat Baldomà

La Quinta Avenida, en Nueva York; los Campos Elíseos, en París; Bond Street, en Londres; Via Condotti, en Roma; y Lyst, en la red. El buscador global de moda de lujo y contemporánea ofrece a los ‘fashionistas’ una kilométrica calle virtual con el mayor inventario del mundo al que acceder moviendo un solo dedo. ¡Clic!

Creada en el 2010 por Chris Morton, la compañía británica conecta a 80 millones de compradores en todo el mundo con más de 12.000 firmas como Loewe, Manolo Blahnik, Delpozo, Dolce Gabanna, Gucci, Alexander McQueen, DSquared, Michael Kors, Moncler, Prada, Valentino, Balanciaga y marcas más asequibles, como Adidas, Nike, Mango, Pull & Bear, Stradivarius, Bershka o Converse. El buscador, en su versión en inglés (www.lyst.com), ofrece unos cinco millones de productos de hasta 830 tiendas 'on line' (boutiques, diseñadores y grandes almacenes).

EEUU, primer mercado

Lyst, respaldado por LVMH -grupo multinacional francés líder absoluto en lujo y dueño de 70 marcas de renombre-, está presente en más de 120 países. En el 2017 el volumen de transacciones de Lyst ascendió a 325 millones de dólares. EEUU representa el 60% del negocio, seguido del Reino Unido, con el 20%, según explica José Ojeda, que se unió a Lyst en el 2015 como director de operaciones.

La plataforma de búsqueda ha iniciado este año su expansión abriendo portales en Francia, Alemania, Italia y España. En nuestro país, con web en español (www.lyst.es), está en fase de aterrizaje. Actualmente, según Ojeda, el usuario puede acceder a unos 900.000 artículos, pero el objetivo es llegar a cuatro millones de productos, incorporando ‘retailers’ locales, y alcanzar los 10 millones de usuarios únicos en un par de años.

Noticias relacionadas

El plan de Lyst es consolidar los mercados en los que ya está presente, pero, en paralelo, va a entrar a modo de testeo en otros países. A principios del próximo año, según avanza el director de operaciones, desembarcará en Japón y en Rusia. Su lema es: "Lanza pronto, aprende rápido y mejora".

Experiencia de compra

La tecnología juega un papel fundamental para crear una experiencia de compra única. "Cuanto más navega un usuario, más aprendemos de él, de sus gustos e intereses, y a partir de ahí le podemos sugerir. Extrapolamos el aprendizaje para lograr una mejor experiencia", afirma José Ojeda, con larga experiencia en el mundo de la moda. Ojeda fue CEO en Zalora Tailandia, del Grupo Zalora,  y cofundó una compañía de moda de comercio electrónico Smithfield Case, vendida a The Chapar en el 2012. El equipo de 'data science' es pionero en técnicas de aprendizaje automático, visión artificial, inteligencia artificial y redes neuronales para impulsar los algoritmos de búsqueda y personalización de la plataforma. "Nuestro éxito se basa en unir tecnología punta con una amplia experiencia en moda", sostiene Chris Morton', fundador y CEO de Lyst.

Temas

+Innovación