Ir a contenido

Entrevista

Jaume Amat: "Hay que trabajar para que el inversor vea atractivo venir"

El presidente de Catalonia BioHT asegura que "en el 2010, con 200.000 euros de capital se obtenía un millón público. Ahora, 100.000"

Agustí Sala / Olga Grau

Jaume Amat. 

Jaume Amat.  / DANNY CAMINAL

AGUSTÍ SALA: ¿Por qué una fusión entre organizaciones? ¿Es solo una cuestión de tamaño?
JAUME AMAT: El volumen ayudará, seguro, pero es algo que tenía que pasar. De hecho, en CataloniaBio ya teníamos empresas de dispositivos médicos y de salud digital y, evidentemente otras de servicios científicos y demás. Había empresas que estaban en ambas organizaciones. Hoy, en que hablamos de soluciones en salud, estas son cada vez más transversales y más complejas y abarcan más disciplinas. Al principio se hablaba más de los productos, después de tratamientos y ahora de soluciones.

A. S.:  Y eso, ¿qué implica?
J. A.: Es un cambio en el que la industria también necesita incorporar las soluciones de forma transversal. Era una tendencia natural. Se exploró hace un año y en la primera reunión ya se vio que esto acabaría bien. Todos trabajábamos en esta línea. Y  a esto le sumábamos además que se ganaba masa crítica. Pero sumar es relativamente fácil, ahora el reto será ser capaces de que esta suma de ambas entidades y de sus socios multiplique los resultados.

A. S.: ¿ Cuáles son sus líneas de actuación?
J. A.: Los ejes esenciales son la innovación, la emprendeduría y la red. Si nos creemos que el sector catalán de la salud es potente y queremos ser un referente nos distinguiremos por la innovación. Y esta, de entrada, bebe de la investigación y tenemos buenos centros que la llevan a cabo, pese a que con la crisis estos se encuentran con la salud delicada, pero son potentes y con muy buena investigación. Hemos de ser capaces de que esta sea el foco de la innovación que ha de incorporar las soluciones de futuro que haremos como industria.

A. S.:  ¿Y la segunda pata?
J. A.: Es la emprendeduría entendida en el sentido amplio, que es la que nos tiene que transformar. La emprendeduría es la que hace que la innovación sea eficiente. Y para mí esto es la base de todo.

A. S.:  ¿En qué sentido eficiente?
J. A.: Es verdad que esta innovación la hacemos con menos recursos que en otros países, con menos personal,  menos presupuesto, pero la podemos hacer con más flexibilidad, agilidad, interdisciplinaria y con más pasión, con más compromiso, aunque, seguramente con un punto más de riesgo. Desde CataloniaBioHT queremos potenciar y hacer actividades para que esta investigación de los centros en colaboración con BioCat se convierta en innovación que, gracias a una actitud emprendedora, se convierta en soluciones de mercado.

A. S.:   Le queda un tercer pilar...
J. A.:  Todo esto lo hacemos en un contexto, que es la red, la tercera pata, también entendida en el sentido amplio. Y es red porque trabajamos en un ecosistema. Hemos de compartir y ligarlo con la actitud emprendedora, compartir experiencias, conocimientos, no solo pelearnos como competidores, aunque lo seamos. Todo ello tiene que permitir trabajar en grupo, darnos visibilidad y, al final, vamos a parar a los inversores. Más que trabajar para que los inversores vengan, que también lo haremos y hay que hacerlo, hemos de trabajar para que los inversores encuentren atractivo venir.

A. S.:   ¿En qué momento se encuentra el sector en Catalunya?
J. A.:  Aún está pendiente el estudio del año pasado con EY, pero en todo caso, si miramos los premios bioéxito del año vemos que cada vez nos encontramos más que una ronda internacional de cifras que superen los 10 millones de euros ya no es un caso único. Además se va cerrando el círculo, con operaciones como la venta de Stat Diagnostica. Cada vez vamos avanzando más en la escala. Al principio consistía en crear start-ups, después estas hicieron rondas locales grandes, luego internacionales, y ahora estas ya se venden.

OLGA GRAU: ¿Sienten que están apoyados por las administraciones?
J. A.:  El mayor apoyo es la complicidad o el compartir que hemos de apostar por que el sector de la salud y de su industria sea uno de los tractores de la economía. De hecho se estima que supone el 7% del PIB aproximadamente. Tenemos la complicidad, faltan más cosas. Uno siempre querría más.

O. G.: Una cosa es lo que ya tenemos y otra lo que les gustaría...
J. A.: Tenemos lo que tenemos, como Acció, que da algunas ayudas o el ICF. Hay también ventajas para los inversores en start-ups en el tramo del IRPF autonómico. Acció, por ejemplo, monta misiones y viajes, como el próximo que se hará a Boston, con un programa de visitas y de intercambios con empresas locales, con centros de investigación. Hay un apoyo claro, pero yo siempre pediría más, que la Generalitat o los ministerios tuvieran más recursos, más dinero, que se ayudara más.

A. S.: ¿Y la compra pública innovadora?
J. A.: Es una herramienta muy potente que hemos de ver. Se ha hablado mucho de ella sin que se acabara de concretar. Ahora parece que empieza a haber casos concretos y tendremos que ver dentro de un año y valorar sus frutos. Una de las ventajas es que es que entre las entidades de CataloniaBioHT tenemos también centros públicos, como los hospitales y se puede profundizar en esa vía. 

A. S.:   ¿En qué estado se encuentra la relación con las farmacéuticas?
J. A.:  Son las que dan o ratifican que las emprendeduría hace eficiente la innovación. Ya sea la interna o la externa, todas las farmacéuticas grandes o más o menos grandes en los últimos años han creado su vehículo de innovación abierta y ligada a la inversión. Lo hacen mediante innovación dentro de la propia casa o yendo a buscarla a pequeñas start-ups del ecosistema. Cada una, en función de su capacidad de inversión y de sus activos como farmacéutica, tiene un modelo propio. Unas invierten más en capital, otras buscan proyectos de colaboración, pero nos falta que algunos de estos proyectos puedan llegar al mercado.

A. S. : ¿Ha afectado la situación política a la biotecnología?
J. A.: Seguro que cada uno tiene su experiencia, pero en mi caso, que en el último año he estado muy activo buscando financiación para las distintas empresas en las que estoy, nadie nunca me ha condicionado la inversión a la situación política. Otra cosa es que lo piense y no lo transmita, pero nadie nunca de forma explícita me ha transmitido desasosiego por ello. También depende del sector. Si está muy regulado, como el energético, es una cosa, pero en mi caso, por ejemplo con un robot quirúrgico con el que nos basamos en una regulación europea y nuestro mercado es internacional, la verdad es que no me lo han preguntado. 

O. G. : ¿Se han paralizado proyectos?
J. A.: No sabría poner un ejemplo. Seguramente los hay, pero yo, al menos  no lo he vivido de forma directa. He hablado con inversores particulares, fondos de aquí, family offices, y nadie me ha hecho nunca un comentario al respecto.

A. S.  : ¿Siguen naciendo más biotechs de las que mueren?
J. A.: Nacen más de las que mueren. Cuando más murieron fue en el 2012 y el 2013. Durante ese periodo, las pequeñas empresas y start- ups tuvieron que hacer un enorme esfuerzo. En el 2010, con 200.000 euros de capital se levantaban unos 800.000 euros o un millón de dinero público, sobretodo de ministerios, etcétera. Ahora, con 200.000 tienes 100.000. Y las empresas necesitan los mismos recursos, que ha de aportar el sector privado.

O. G. : ¿Por qué pasa?
J. A.: Hay menos ayudas públicas y las subvenciones han desaparecido.

O. G. : ¿Cómo ven desde fuera al sector biotech de Catalunya?
J. A.: Nos ven como los pequeños que hemos hecho las cosas bien y que podemos entrar poco a poco en la liga de los grandes. Debemos ser conscientes de que no estamos aún en primera división. Estamos bajo el foco y se nos ve como una industria que está tejiendo un sector potente. Tenemos problemas cuando tendemos a compararnos con los que no nos corresponden, como Silicon Valley, Boston o Israel, cuando estamos en la liga de Baviera, la zona de Turín o de París. Aprovechando que las soluciones son  cada vez más integrales y que somos fuertes en la parte digital hemos de potenciar las sinergias, lo que nos permitirá ganar visibilidad. 

0 Comentarios
cargando