Ir a contenido

El sector de las 'start-ups' despunta cuatro años después del 4YFN

La nueva edición del encuentro de emprendedores e inversores se celebrará en Barcelona la próxima semana en el mejor momento del sector tecnológico, que cerró el 2017 con récord de número de firmas y de inversión

Josep M. Berengueras

CONTACTOSEl salón sirve para establecer contactos y cerrar acuerdos y negocios.

CONTACTOSEl salón sirve para establecer contactos y cerrar acuerdos y negocios. / JULIO CARBÓ

Las revoluciones cambian el paisaje y las economías de las ciudades. Si la revolución industrial supuso la entrada en una nueva era económica y productiva, la revolución digital está cambiando también la forma en que nos comunicamos. En este ámbito ha nacido una nueva industria, las de las empresas tecnológicas de nueva creación (start-ups) con muchas posibilidades de crecer rápido y abrir en otros países. Y este es un ámbito en que en solo cuatro años Catalunya se ha posicionado como líder en España.

La medida temporal de los cuatro años no es casual: la próxima semana se celebrará en Barcelona el 4YFN, el congreso dedicado a las start-ups que organiza conjuntamente la Mobile World Capital Barcelona y la GSMA, organizadora del Mobile World Cogress (MWC). Y precisamente 4YFN es la abreviatura de «four years from now», o lo que es lo mismo, «cuatro años desde ahora». Este año es la quinta edición de esta feria, por lo que precisamente se cumplirán esos cuatro años del nombre desde la primera feria.

En estos pocos años, la evolución que ha registrado el sector digital de la ciudad es de velocidad de crucero. Así lo afirma el informe Startup Ecosystem Overview, un estudio anual de la Mobile World Capital Barcelona con datos del ecosistema emprendedor a finales del 2017 que analiza la situación del sector.

Mayor número

Según el informe, en España hay en total 3.258 start-ups, y Barcelona es el hub que mayor número de empresas de este tipo concentra, con el 34% del total. En segundo lugar se mantiene Madrid, con el 31,5% de las empresas. Estos datos indican que tanto Barcelona como Madrid han incrementado de forma notable el número de start-ups y su peso respecto del total en solo un año, pues en el balance anual del 2016 los porcentajes eran del 28,4% y 27,1%, respectivamente. «El 2017 fue un año magnífico para ecosistema start-ups de España», afirmó Esteban Redolfi, director ejecutivo del 4YFN, en la presentación del estudio y del congreso de este año. En solo un ejercicio, España ha sumado casi 1.200 start-ups al ecosistema, pues en el 2016 eran 2.663.

Otro de los datos destacables del estudio es que si en Europa hay actualmente 78 hubs tecnológicos, Barcelona ocupa una destaca posición en esa lista, siendo quinta en lo que a número de start-ups se refiere. Uno de los aspectos que destaca el informe es, precisamente, la facilidad en España para atraer talento: el país es el tercero en Europa que más trabajadores especializados en tecnología atrae, solo por detrás del Reino Unido y Alemania. En cambio, España es solo sexta en número total de desarrolladores profesionales.

Otro dato que muestra la buena salud del sector es el de la inversión total. En el 2015 las empresas españolas captaron el máximo histórico de 576,3 millones de euros, mientras que en el 2016 se logró superar también los 500 millones (en concreto, 502 millones), segunda mejor cifra de la serie. El año pasado, en cambio, se disparó la inversión hasta los 779 millones de euros, el récord del ecosistema.

De ese total, Barcelona concentró la mayoría de las inyecciones de capital, para sumar un total de 453 millones de euros, lo que representa el 58% en total en España. El sector mobile (54,6%) y el del comercio electrónico (24,7%) fueron los que mayor dinero recibieron en Barcelona, con el sector de plataformas sociales a gran distancia (10,5%). En cuanto a las ventas, el año pasado se realizaron operaciones por valor total de 285,4 millones, por debajo de los 613,5 millones del 2016.

20.000 asistentes

Tras las turbulencias de final de año, el sector de las start-ups catalán espera de nuevo seguir creciendo este año. La primera gran prueba de fuego será el congreso 4YFN, el encuentro de start-ups, emprendedores e inversores que se celebra en el marco del Mobile World Congress. La cita, que se celebrará del 26 al 28 de febrero, espera superar los 19.000 asistentes y alcanzar los 20.000 (el año pasado fueron 19.300). Según Redolfi, el objetivo de este año es potenciar la cooperación de grandes corporaciones con las start-ups y aumentar la calidad de los asistentes. La feria contará con la participación de 700 inversores, 600 start-ups de 145 países y 12 delegaciones internacionales.

El 4YFN será un buen punto de encuentro de la comunidad de emprendedores catalana, que sigue creciendo con proyectos creados desde cero, con la suma de nuevas aceleradoras y fondos y con otro fenómeno reciente: la apuesta de las grandes empresas por la colaboración con los emprendedores. Es el caso de Seat, CaixaBank o Gas Natural, que han abierto espacios de innovación y desarrollo en la ciudad.