Ir a contenido

+ INNOVACIÓN

La industria catalana se erige como potencia en 'smart cities'

Es una de las tendencias de futuro, y Catalunya está haciendo los deberes. En un lustro, el sector de las empresas que crean soluciones para ciudades inteligentes se ha multiplicado y ya engloba a 270 compañías de todos los tamaños

JOSEP M. BERENGUERAS

Hasta hace poco más de un lustro, era un sector que casi ni existía. Sin embargo, como ha pasado con la industria del móvil, en muy poco tiempo las smart cities (ciudades inteligentes) se han erigido en uno de los vectores por los que avanza la tecnología y la mejora de la vida de los ciudadanos. Es un sector en auge y de futuro, que da sus primeros pasos, y en el que Catalunya se está posicionando como potencia industrial.

Casi el sector al completo se reunió la semana pasada en la Smart City Expo World Congress, la feria de la industria organizada por Fira de Barcelona, que contó con 84 expositores catalanes (de un total de casi 600) y que fueron una buena muestra de las 270 empresas que o se dedican exclusivamente a este sector o que trabajan para este, según un estudio elaborado por la Generalitat de Catalunya a través de Acció.

«Las smart cities son un claro elemento generador de actividad económica y empresarial en nuestro país y un motor de la innovación. Tienen una clara vinculación con la nueva era de la digitalización, están íntimamente relacionadas con el desarrollo de la industria 4.0 y articulan su conocimiento a partir binomio innovación-internacionalitzación. La apuesta por este sector es una apuesta también por la creación de puestos de trabajo de calidad y de valor añadido», ha destacado a este diario Núria Betriu, directora general de Indústria y consejera delegada de Acció.

Según cálculos de Strategy Analytics, el sector es uno de los que más negocio generará en los próximos años: la industria de las smart cities y de las comunicaciones alcanzará los 900.000 millones de euros en facturación en el 2022, multiplicando por 10 la cifra de negocio actual.

INNOVACIÓN Y NEGOCIO / Se trata de una industria, además, altamente innovadora y con grandes posibilidades de hacer negocio en el extranjero (una de las claves gracias a la que muchas empresas han podido sobrevivir a la crisis). Además, son generadoras de empleo: según el mismo estudio, 116.000 personas trabajan en estas compañías catalanas del sector de las smart cities.

Por sectores, el informe apunta que estas compañías están especializadas principalmente en la gestión de residuos, la movilidad y el alumbrado. Así, la primera acumula un total de 1.935 millones de euros de facturación para 19 empresas; la segunda, 26 empresas y 259 millones de euros; y la tercera, 51 empresas y 641 millones de euros en ventas.

Eso sí, se trata de un sector principalmente de pequeñas empresas (el 82% de las firmas son pymes), pero que sin embargo cuenta con grandes actores establecidos y de éxito, como por ejemplo Benito, Simon, Fluidra, Ros Roca, FCC o Cellnex.

Además, más de la mitad (el 51%) de  las compañías del sector están vendiendo sus productos en el extranjero, y el 17% de ellas tiene filiales en otros países. «Las que tienen más presencia internacional son las que producen equipamiento y productos, las dedicadas a los servicios vinculados al big data y las que fabrican maquinaria de internet de las cosas (IoT)», dice el informe. El 74% de las empresas tienen más de 10 años (muchas de ellas han adaptado parte de la oferta de sus productos tradicionales a este nuevo sector), mientras que el 17% tienen entre 5 y 10 años y el 9%, menos de cinco años. En Barcelona se concentran la mayoría de las empresas, con el 84% del total.

«Esta industria no es solo muy relevante por la actividad económica que genera por sí misma, sino porque se ha convertido en una plataforma de reconocimiento internacional que crea oportunidades de colaboración entre empresas, al mismo tiempo que impulsa el ecosistema de start-ups locales y es un catalizador para la atracción de talento internacional», agrega Betriu.

DE VILASSAR A LOS ÁNGELES / En Smart City Expo se pudieron ver casos de lo que apunta Betriu. Por ejemplo, la catalana Federal Signal Vama, cuya presencia en el congreso no estaba en el estand de Catalunya, sino en el USA Pavilion: esta fabricante de luces para vehículos de emergencias equipa los nuevos coches eléctricos de la Policía de Los Ángeles.

0 Comentarios
cargando