Ir a contenido

Novicap: Para un problema, una solución

Descuenta facturas para que las pymes no queden ahogadas por los plazos de pago de sus clientes

Max Jiménez Botías

Marc Antoni Macià, cofundador de NoviCap.

Marc Antoni Macià, cofundador de NoviCap. / ALBERT BERTAN

Marc Antoni Macià, cofundador de NoviCap, se encontró con el mismo problema que ahora se dedica a solucionar su empresa. Tenía una startup llamada Balila que realizaba accesorios de moda y tecnología: libretas, carteras, fundas de móvil y otros. «Teníamos pedidos de empresas que pagaban a 60 días. Si venía una comanda  grande, la producíamos, la vendíamos y nos quedábamos sin estocy sin dinero para invertir», cuenta Macià. Se planteó buscar una fórmula mejor. Con sus actuales dos socios -Federico Travella y Nicolas Overloop-, que se conocieron en un curso del IESE, buscaron una solución. Llegaron a la conclusión de que a través de una plataforma en internet se podía realizar el descuento de facturas de forma más ágil que en la banca tradicional.

El descuento es un modelo que requiere de más transacciones que un préstamo. Es muy recurrente y se necesita mucha documentación. La tecnología resulta muy útil para agilizar los procesos. Además, el análisis de riesgo que realiza la banca es similar al de los préstamos. «Pero eso no tiene sentido. Puedes respaldarte mucho más en quién es el deudor de la factura que en la empresa financiada», explica. «Solo aceptamos pymes que trabajen para empresas que facturen más de 10 millones», puntualiza. Las financiadas pagan entre el  0,5% y el 4% de la factura a NoviCap. Hay poco riesgo, por lo que es fácil convencer a los inversores de que inviertan en la compra de facturas. La liquidez es elevada y el rendimiento está entre el 7% y el 10%. Son inversores profesionales, con un mínimo de depósito de 25.000 euros. «Tenemos más de 100 en la plataforma, la mitad son los más activos».

NoviCap es un empresa con sede en Londres y Barcelona. La relación con los inversores se  produce en la capital británica, mientras que en la catalana está la actividad operativa. Cuenta con 27 personas aquí y tres en Londres.

Los socios  fundadores tienen más del 50%. El resto está a manos de cinco fondos.  La empresa descuenta un volumen medio de un millón al mes. El saldo vivo financiado alcanza los cinco millones de euros. M. J. B.