29 sep 2020

Ir a contenido

Entrevista

Josep Lluís Sanfeliu (Asabys Partners): "La industria debería implicarse más en la inversión en start-ups"

"Tener un socio industrial desde el inicio en una start-up no siempre es fácil, pero si se consigue encajar bien tiene muchas ventajas", afirma Sanfeliu

Guillem Tapia

Josep Lluís Sanfeliu, cofundador y socio director de Asabys Partners

Josep Lluís Sanfeliu, cofundador y socio director de Asabys Partners / Joan Cortadellas

Josep Lluís Sanfeliu es cofundador y socio director de la gestora de fondos Asabys Partners, especializada en inversiones en el ámbito de la biotecnología (fármacos, dispositivos médicos y salud digital). Anteriormente Sanfeliu también cofundó y lideró durante más de diez años la gestora de fondos Ysios capital, también especializada en biotecnología.

¿Cuál es el balance de los primeros meses de actividad de Asabys Partners?

Hace aproximadamente un año y medio Clara Campàs, mi socia, y yo dejamos nuestros respectivos trabajos para centrarnos en este proyecto. El fondo Sabadell Asabys Health Innovation comenzó a operar hace algo menos de un año, y estos primeros meses nos han servido para acercarnos a los centros de investigación y conocer sus proyectos más prometedores, completar nuestro equipo con cinco personas más, levantar capital y realizar las cuatro primeras inversiones. Nuestra previsión es invertir en tres o cuatro proyectos más este año.

¿De cuánto dinero dispone el fondo Sabadell Asabys para invertir?

Pusimos en marcha Sabadell Asabys con 30 millones de euros de los cuáles 10 fueron aportados por Banc Sabadell. Nuestro objetivo inicial era captar 60 millones. Ya hemos superado esta previsión hasta alcanzar casi los 70 millones y nuestro objetivo es llegar hasta los 80 millones para participar en 12 start-ups. 

El pasado verano Alantra adquirió el 35% de Asabys Partners, ¿Este es el motivo por el que habéis mejorado vuestras previsiones de capital?

No. El capital que hemos levantado proviene, principalmente, de family offices. El acuerdo con Alantra es estratégico, y nos permitirá poner en marcha nuevos fondos una vez hayamos realizado las 12 inversiones previstas con Sabadell Asabys. Nuestra intención es seguir activos muchos años. Somos una gestora de fondos de inversión que hemos llegado para quedarnos y queremos potenciar la ciencia catalana, española y europea para convertirla en valor social -para que llegue a los pacientes- y económico -para que aporte rentabilidad a los inversores-.

En los últimos años la inversión en start-ups biotecnológicas se han mantenido muy estable, ¿Qué debería pasar para que estas cifras aumenten?

Una mayor participación de la industria farmacéutica local sería de gran ayuda. Nosotros ya contamos con algún inversor como Reig Jofre, pero hace falta que la industria diagnostica, farmacéutica y biotecnológica de Barcelona y Catalunya apueste más por las empresas emergentes. Tener un socio industrial desde el inicio en una start-up no siempre es fácil, pero si se consigue encajar bien tiene muchas ventajas. Novartis y Roche están presentes en compañías emergentes suizas, y lo mismo pasa en Estados Unidos con Johnson & Johnson o en Reino Unido con GSK. Si la industria local se implicara más aumentaría la inversión directa y también la indirecta porque atraería a nuevos inversores.

En 2019 crecieron mucho las inversiones en biotecnología a través de crowdfunding ¿Esto es positivo?

El crowdfunding es una vía más para que las start-ups reciban financiación, per es importante que se pongan todas las herramientas a disposición de los inversores no profesionales para que sepan que este tipo de operaciones tienen mucho riesgo y no crear excesivas expectativas. Las inversiones en este sector son complejas y reclaman mucha experiencia y conocimiento.

El año pasado liderasteis una ronda de 20 millones de euros en Anaconda, la mayor del sector en 2019, ¿Qué valoración hacéis de esta operación?

Ya había estado involucrado en Anaconda en mi etapa de Ysios, y cuando se presentó la oportunidad de liderar la ronda la aprovechamos. Se trata de una empresa muy bien dimensionada a nivel económico, vinculada a la Vall d'Hebron, con un investigador principal salido del IQS, un equipo formado en Barcelona... Si el dispositivo funciona se puede convertir en un caso de uso standard para la trombectomía mecánica en la que hasta ahora no se tenía suficiente eficacia. Actualmente el ictus es la primera causa de muerte entre mujeres, así que el potencial del producto es enorme.

Está previsto que el dispositivo de Anaconda salga al mercado en 2021, ¿Será necesaria más financiación?

Esperamos que estos últimos 20 millones de euros sean suficientes para que el dispositivo llegue al mercado. Los ensayos clínicos son complejos y hay que ir con pies de plomos, pero la idea es esta.