28 feb 2020

Ir a contenido

Trasteros inteligentes

Boxmotions cierra una ronda de financiación de 2,4 millones de euros

La 'start-up' de trasteros, fundada en Barcelona en el 2017, abre este enero mercado en Valencia

Gabriel Ubieto

El equipo de la ’start-up’ barcelonesa Boxmotions.

El equipo de la ’start-up’ barcelonesa Boxmotions. / Cedida (El Periódico)

La 'start-up' de origen barcelonés Boxmotions cerró este mes de enero una ronda de financiación de 2,4 millones de euros, según han confirmado fuentes de la compañía. El destino de esta inyección de recursos será para abrir mercado en Valencia y reforzar la actividad en BarcelonaMadrid y París; donde actualmente ya opera. Esta compañía se dedica al alquiler de trasteros, pero en vez de comercializar el espacio, acuden al domicilio del cliente y le recogen los objetos que quiere almacenar. Para luego llevárselos a zonas de almacenaje ubicadas en superficies de menor coste para la empresa. Lo que les permite ofrecer un servicio más económico que un trastero convencional.

 El director ejecutivo de Boxmotions, Pol Karaso, describe su servicio como el de un "trastero inteligente". La idea es que el cliente digitaliza todos los objetos que manda al cubículo, mediante fotos y subiendo el listado de objetos a un directorio personal dentro de la aplicación de Boxmotions. Así el cliente sabe lo que ha guardado y lo que no en el trastero, además de ahorrarse el desplazamiento hasta el mismo para dejar las cosas. "Nuestro objetivo es que el trastero deje de ser una caja negra", explica. El precio para el cliente que maneja esta compañía puede ser por artículo o por metro cuadrado empleado. Un planteamiento, que, según señala Karaso, evita que los clientes paguen por espacio que puede que no usen en su totalidad.

Actualmente esta compañía cuenta con 2.000 clientes en las diferentes ciudades donde opera. Barcelona es su "principal" mercado, aunque Madrid "está funcionando muy bien", comenta Karaso. Los 2,4 millones de euros de inversión los redireccionará Boxmotions hacia operaciones conjuntas con empresas del sector inmobiliario, para el suelo donde ubicar sus trasteros, y con empresas de logística, para realizar los transportes y el almacenaje. Y, dado el elevado volumen de datos personales que esta compañía almacena, el refuerzo de los sistemas de seguridad serán otro de los nichos de inversión. "Queremos liderar este sector en Europa", afirma Karaso.

Una segunda fase del proceso de expansión de Boxmotions para este 2020 consistirá en crear un programa piloto de mercado de segunda mano. Bajo la premisa: "si no lo usas, véndelo"; Boxmotions quiere proponer a sus clientes que pongan a la venta los productos que almacenen en sus trasteros. Un formato 'Wallapop', con el añadido que el producto no le priva de espacio antes de cerrarse la transacción. La idea de la compañía es poder tener listo dicho piloto antes de finalizar el 2020.