20 feb 2020

Ir a contenido

gestión

Nomo, la apuesta digital para los autónomos

La plataforma del Banc Sabadell espera acabar el año con 40.000 usuarios

Max Jiménez Botías

Xavier Capellades, consejero delegado de Nono.

Xavier Capellades, consejero delegado de Nono.

Nomo, la plataforma digital para autónomos que unifica en una app todos los servicios y herramientas vinculados a la gestión del negocio, los impuestos y los servicios financieros, se ha unido a la oferta de productos del Banc Sabadell. El banco intensifica así su apuesta por la digitalización y la innovación en este segmento.  Nomo superó en septiembre de este años los 25.000 usuarios registrados y prevé elevar la cifra a 40.000 hasta final de año.

Desde el 25 de noviembre pasado, los 'freelancers' que trabajan con banco tienen acceso directo a Nomo vía app y la web de la entidad, y a través de la red de oficinas. El banco comienza así a ofrecer a sus clientes una solución nueva dentro InnoCells, su 'hub' de desarrollo de negocios digitales, y que surge del conocimiento del día a día de los autónomos, de su carga de trabajo en la gestión del negocio y de las obligaciones contables y fiscales.

Nomo parte de la constatación de que es fundamental apoyar este colectivo clave para la economía, una visión compartida por el Sabadell que entronca con su apuesta por la digitalización. La aplicación, disponible para Android y iOS, es una alternativa a la gestión tradicional del negocio de los autónomos.

En el 2019, en España hay más de 3,2 millones de autónomos y el 86% de empresas del país son micropymes, es decir, sus plantillas son inferiores a 10 empleados. Año tras año, el crecimiento de estas cifras ha sido un hecho y no solo a nivel nacional, en Europa se ha doblado la cantidad de autónomos entre los años 2000 y 2014, y en Estados Unidos ha crecido tres veces más que el trabajo por cuenta ajena.

En el mercado español, hasta la creación de Nomo, no existía ninguna oferta bancaria digital especializada y exclusiva para autónomos y freelancers. Sin embargo, en Finlandia apareció la primera iniciativa 100% enfocada a ese segmento en el 2011 con Holvi, a la que le siguieron países como Reino Unido, Francia, y Estados Unidos, con Coconut, Shine. Qonto o Azlo.

Temas Start-ups