07 ago 2020

Ir a contenido

Living Abroad

Agustí Bau: el doctor del software

Este joven catalán está desarrollando un programario para el sistema de salud público del Reino Unido para hacer seguimiento de casos clínicos a distancia

Gabriel Ubieto

El ingeniero informático Agustí Bau, en la incubadora de ’start-ups’ de Londres, ZincVC.

El ingeniero informático Agustí Bau, en la incubadora de ’start-ups’ de Londres, ZincVC. / Archivo (El Periódico)

Uno de los consensos que circulan entre los círculos empresariales catalanes, desde foros de la FP hasta viveros de la innovación como el Barcelona Tech City, es que en los próximos años una de las claves de la competitividad de las compañías será el poder captar y retener el talento de los profesionales; especialmente de aquellos que se manejen con los entresijos de la economía digital. Y Agustí Bau (Cubelles, 1991) ya está experimentando parte de esa competencia.

Bau está cofundando, como ingeniero de software, su propia 'start-up' en el ambito de la sanidad desde la incubadora de 'start-ups' ZincVC, en Londres (Reino Unido). Venía de tomarse un año sabático en el que viajó por todo el mundo, después de pasar por la desarrolladora de videojuegos King, famosa, entre otros, por el popular Candy Crush; y por la compañía Data Tiger, también en Londres. Un perfil como el suyo se encuentra entre los más demandados del mercado, lo que le permite ser él el que busca aquellas empresas donde, por proyecto y condiciones, les gustaría trabajar. "Las empresas ganan muchos dinero con el trabajo de estas manos", afirma. 

No obstante, esa altísima empleabilidad, que hace que en Catalunya su perfil sea uno de los más demandados y mejor pagados, según los datos de la Generalitat, también tiene sus claroscuros. "Aunque los informáticos están en alta demanda, no es tan fácil como parece. Esa demanda hace que sea un ambiente altamente competitivo donde nos hemos de mantener al día y no es nada fácil", cuenta por teléfono. Ahora su proyecto pasa por reciclar su experiencia en el Candy Crush al servicio de la sanidad pública británica.

En la multinacional de videojuegos King, primero en su división de Barcelona (en la que comenzó a trabajar antes de acabar la carrera) y luego ya en Londres, Bau diseñaba y programaba el software encargado de mantener enganchado al jugador, mediante recordatorios. Y es esa tecnología para mantenerse en contacto con el usuario final la que está trasladando ahora a un software para el National Health Care System.

La idea es enviar recordatorios a los pacientes para que estos vayan haciendo seguimiento a distancia de sus tratamientos, en la medida que cada dolencia lo permita. El concepto es simple: acortar los plazos presenciales en el hospital, para mayor comodidad del paciente y ahorro del sistema público. Y el paciente, en un formato similar al de las 'stories' del Instagram, va mandando al médico imágenes de la evolución de ciertas dolencias. "Estamos elaborando un prototipo para estudiar cómo gestionar la brecha de habilidades digitales de los pacientes de más edad", cuenta.

¿Volver a España es una opción para este mago del software? "De momento no me lo planteo, mi profesión me permite ir planificando mi carrera y mi vida al medio plazo", responde.