21 sep 2020

Ir a contenido

Digitalización de la pyme

Quipu levanta 2 millones y ficha nuevo líder

Dan Kragt, procedente de TMF, toma las riendas de la firma.

La empresa prevé doblar su facturación durante este ejercicio y el siguiente

Guillem Tapia

El nuevo director general de Quipu, Dan Kragt

El nuevo director general de Quipu, Dan Kragt / quipu

Nuevo director general e inyección de capital de 2 millones de euros para Quipu, una start-up barcelonesa que ayuda a digitalizar y automatizar la gestión administrativa financiera de las pymes. Dan Kragtprocedente de la multinacional dedicada a la gestoría TMF, toma las riendas de la firma. El dinero de la ampliación de capital -aportado por inversores internacionales cuya identidad no se ha desvelado- se destinará a perfeccionar el software y a “escalar las ventas y las operaciones para conseguir un crecimiento exponencial”, tal y como indica el propio Kragt.

Acelerar la expansión de la empresa será clave para cumplir su objetivo de doblar la facturación durante este año y también en 2020, si bien la compañía se reserva la cifra de negocio exacta que prevé alcanzar. Otra de las palancas de crecimiento será la internacionalización. “Nuestra solución no depende de una normativa contable concreta y ya es multilingüe, por lo que adaptarla a nuevos mercados será relativamente sencillo”, apunta Kragt.

La plataforma de Quipu permite registrar todos los movimientos económicos relevantes de un negocio. No obstante, su principal objetivo no es automatizar completamente la contabilidad de las empresas, sino facilitar al máximo la relación entre las compañías y sus asesorías contables externas para permitirles trabajar con los mismos datos. Quipu permite digitalizar y contabilizar automáticamente los tickets y facturas y sincronizar todas las cuentas bancarias de un negocio, entre otras funcionalidades. Actualmente la plataforma de la start-up -que cuenta con una plantilla de 50 personas-  tiene 30.000 usuarios registrados y es utilizada por más de 200 gestorías.

Quipu pertenece al grupo Itnig, especializado en la creación de start-ups. Es habitual que cuando el proyecto de un venture builder como Itnig ‘despega’ se escoja a una persona ajena a la organización para pilotar la empresa, como ha ocurrido con el fichaje de Kragt por Quipu.