05 jun 2020

Ir a contenido

HISTORIA

Cómo empezó Tesla, el referente en vehículos eléctricos

Tesla comenzó su andadura tras un fracaso de General Motors. Elon Musk no es el fundador de la compañía

Josep M. Berengueras

Elon Musk se ha visto obligado a despedir a 3.600 empelados de Tesla.

Elon Musk se ha visto obligado a despedir a 3.600 empelados de Tesla. / JOE SKIPPER

Solo hay que preguntar por una marca de coches eléctricos para que entre las primeras opciones (si no la primera) aparezca un nombre: Tesla. La compañía que aglutina titulares (para bien y para mal) siempre va acompañada de la influencia del emprendedor Elon Musk. Pero lo que muchos no saben es que él no es el fundador de la compañía.

Los orígenes de Tesla se remontan al 2003. El gigante General Motors llevaba algunos años apostando por los coches eléctricos, pero el proyecto no gozó de éxito y, finalmente, decidió retirar del mercado su modelo EV1. Inspirados por este, dos ingenieros, Martin Eberhard y Marc Tarpenning, que trabajaban en un proyecto relacionado, decidieron crear Tesla Motors. Estos lanzaron la empresa, aunque siempre dando detalles a cuentagotas de los proyectos para evitar el espionaje industrial. No fue hasta su primera gran ronda que apareció la figura de Musk, que fue quien comenzó a aportar la mayoría del capital en la ronda Serie A (2004) y se convirtió en el presidente del consejo.

Primer coche

La compañía investigó, hizo pruebas, diseñó baterías... Y no sería hasta el 2008 que la gente comenzó a hablar de ella. Fue el año en que se lanzó al mercado el Tesla Roadster, el que se puede considerar como el primer coche eléctrico de Tesla. Basado en el chasis del Lotus Elise, su producción no fue masiva, pero sí que despertó la curiosidad por la firma.

Tesla comenzó a estar en boca de todo el mundo, aunque los problemas financieros derivados de la crisis le afectaron. En todo caso, ya trabajaba en el que sería su primer gran éxito: el Tesla Model S (2012). Con este dejaban atrás un público objetivo reducido (el de los deportivos) y apuntaban a las masas: un turismo cuyo precio no era desorbitado.

Pese a algunas crisis internas, la firma iba adelante y anunciaba nuevos modelos. El Model X, un todocamino eléctrico, llegaría en el 2015, aunque el anuncio que todo el mundo esperaba era el del Model 3: otro turismo más económico que acercaba aún más el coche eléctrico (y con capacidades de conducción autónoma) a cualquier ciudadano.

La empresa es hoy el referente del sector eléctrico, pero ello no implica que se libre de dificultades. De hecho, su gran referente, Musk, ha sido tanto su mayor impulsor como la persona que ha puesto en aprietos a la firma.