Ir a contenido

Editorial

El capital también sabe buscar

A medida que Barcelona gane envergadura como polo de atracción de 'start-ups' será menos necesario salir fuera para obtener fondos

Agustí Sala

Interior del nuevo Pier 03 de Barcelona Tech City.

Interior del nuevo Pier 03 de Barcelona Tech City.

Cuando uno no encuentra recursos en el lugar donde vive se va otro para obtenerlos. Y más si son imprescindibles para su supervivencia. Es lo que hacen una 'start-up' cuando precisa un volumen importante de fondos para consolidar o seguir con su expansión, a través de terceras, cuartas o siguientes rondas de financiación.

Es lo que han hecho empresas que optararon por trasladar su sede social o abrir filiales en EEUU y, en concreto, en el estado de Delaware, donde es más ágil el proceso de captación de capital. Ese pequeño estado cuenta con más sociedades inscritas que habitantes, gracias a las ventajas fiscales, pero especialmente por un marco legal amistoso para los negocios.

Para captar capital con más facilidad no es necesario inscribir ahí la sede social, aunque haya empresas que lo hagan, pero sí al menos una filial. Es en realidad un gancho cuando los inversores son de EEUU porque conocen perfectamente ese marco legal.

De hecho, inscribir la sede social una vez que ya se lleva tiempo operando en España es más complejo. De ahí la opción por la filial. Pero, como comentan los expertos, cada vez hay que recurrir menos a ese recurso porque el capital extranjero cada vez percibe como más seguro jurídicamnete el marco legal y el ecosistema emprendedor de Barcelona.

A medida que la ciudad gane peso como anfitriona de un potente tejido de 'start-ups' será menos necesario abrir filiales fuera solo para financiarse sino que será para expandirse. Y es que unos van donde está el dinero, si lo necesitan para sobrevivir, pero este también va donde encuentra seguridad jurídica y un ecosistema sufientemente potente.