Ir a contenido

INYECCIÓN

La 'start-up' de inteligencia competitiva Kompyte levanta 2,7 millones de euros

La firma expande operaciones a Austin, Texas

J. M. B.

Pere Codina, Sergio Ramírez y Alberto Colmener, cofundadores de Kompyte.

Pere Codina, Sergio Ramírez y Alberto Colmener, cofundadores de Kompyte.

Kompyte, start-up creada en Barcelona que ha creado un software de inteligencia competitiva (IC) para empresas, ha cerrado una ronda de inversión de 3 millones de dólares (2,7 millones de euros) en la que han participado Caixa Capital Risc, Adara Ventures y Swanlaab Venture Factory, junto con otros inversores.

La compañía desarrolla un software que automatiza la investigación y la generación de informes sobre la competencia, de modo que sus clientes puedan controlar a sus competidores en tiempo real y ajustar su estrategia gracias a un mayor conocimiento del entorno competitivo.

"La demanda de inteligencia competitiva (IC) ha aumentado drásticamente en una amplia gama de industrias", afirma Pere Codina, consejero delegado de Kompyte.  "Con los fondos adicionales, esperamos seguir liderando el camino para hacer de la IC una práctica empresarial fundamental y reinventar la forma en que compiten las empresas". 

El software de inteligencia competitiva de Kompyte organiza la información de forma accesible e intuitiva dentro de una única plataforma centralizada; de una forma similar a cómo lo hacen los sistemas CRM, organizando todas las facetas de una relación con los clientes. Como resultado, Kompyte ayuda a los equipos de producto, márketing y ventas a responder mejor y más rápido a los inevitables cambios en el panorama competitivo generando una ventaja competitiva, según la firma.

"Vemos una divergencia entre el enfoque clásico de la IC y lo que el mercado demanda. Hay tantos datos de mercado disponibles y cambia tan rápido, que los procesos antiguos ya no funcionan", asegura Codina. 

Fundada en Barcelona y afianzándose en San Francisco después de haberse graduado en 500 Startups en 2017, Kompyte anuncia también la apertura de la tercera oficina en Austin, Texas.  Austin será la base de operaciones dónde se ubica el equipo de go-to-market, mientras que sus equipos de producto e ingeniería permanecerán en Barcelona.

"Ser capaces de aprovechar un equipo verdaderamente multicultural es un elemento clave de nuestro éxito, creemos que los equipos formados por una amplia diversidad de talento construyen mejores productos que satisfacen las distintas necesidades de nuestros clientes", dice el cofundador y director de operaciones, Albert Colmenero.

Sergio Ramírez, cofundador y director técnico añade: "Para apoyar a nuestros clientes en su búsqueda de crear y mantener una ventaja competitiva, el equipo de ingeniería con sede en Barcelona utiliza un proceso de desarrollo eficiente, iterativo y agile para construir una tecnología excepcional que resuelve problemas que ninguna otra empresa ha resuelto antes".

Temas: Start-ups