Ir a contenido

CÓMO EMPEZÓ

Uber: el nuevo transporte asalta la bolsa

Uber, pese a sus múltiples embrollos legales, se encamina a protagonizar uno de los mayores debuts bursátiles del año

Josep M. Berengueras

Travis Kalanick.

Travis Kalanick. / ARCHIVO / REUTERS

En EEUU, pedir un Uber  se ha convertido en algo tan habitual como pedir un taxi. La compañía de ridesharing nació en el 2009, hace ahora 10 años, con el objetivo de revolucionar el transporte de pasajeros en las ciudades. Y vistos los resultados, y el revuelo, parece que lo está logrando.

Los fundadores de Uber son Travis Kalanick y Garrett Camp. El sharing siempre había estado  presente en sus carreras:Kalanick, de hecho,  había creado una empresa llamada Scour en 1998, un buscador multimedia y un servicio de compartición de archivos peer to peer que acabó en los tribunales con una demanda multimillonaria; y en el 2001, volvió a la carga con Red Swoosh, con objetivo similar. Camp, mientras, había fundado StumbleUpon en el 2002, firma para descubrir contenido on line que acabó siendo comprada por Ebay.

Una noche de nieve en París, Kalanick y Camp no consiguen encontrar taxi. Piensan que pueden hacer algo para mejorar el servicio de transporte entre personas, y se les ocurre aplicar el concepto de economía colaborativa al del transporte. Así, en marzo del 2009, nacióUberCab: un usuario podría usar su teléfono móvil para conseguir que un vehículo le recogiese y le llevase a otro punto. La firma buscaba conductores privados para su aplicación.

El primer viaje fue el 5 de julio del 2010, y se llevó a cabo en un  sedán negro de gama alta. Pocos meses después, para diferenciarse del sector del taxi –que ya comenzó a protestar por el tipo de servicio que ofrecía–, la empresa elimina el Cab del nombre:Uber. En el 2012, la empresa da un giro a su estrategia, y ya incorpora a su aplicación la posibilidad de que cualquier usuario pueda sumarse a la empresa y convertirse en conductor privado con su coche habitual. Los taxistas protestan, pero el modelo llama la atención de inversores y ciudadanos. Uber, ya presente en una treintena de grandes ciudades de EEUU, modifica las opciones de transporte.

Para entonces, ya firma ya ha comenzado con su expansión internacional:Francia, Australia, México... incluso China. Es una de las start-ups de moda, pese a chocar contra las legislaciones de medio mundo.

Más opciones

Uber sigue innovando y agregando opciones a su aplicación: coche compartido, transporte de animales adoptados, carga... Y llegó UberEats, y después las primeras pruebas del coche autónomo. El mercado es amplísimo, casi tanto como los conflictos abiertos en medio mundo.

Pero Uber parece seguir a lo suyo. Pese a cerrar durante años con pérdidas millonarias, este mismo abril ha presentado toda la documentación necesaria para debutar en bolsa, en el que será uno de los debuts más importantes del año. Su valoración podría alcanzar los 75.000 millones de euros.

Temas: Uber