Ir a contenido

TRANSPORTE

Nace Gowe, una nueva 'start-up' de VTC que operará en Barcelona

La firma quiere contar con 300 coches a finales de abril

El Periódico

Un vehículo VTC circula por plaza de Catalunya de Barcelona.

Un vehículo VTC circula por plaza de Catalunya de Barcelona. / FERRAN NADEU

Gowe, compañía de vehículos de alquiler con conductor (VTC), comenzará a operar en Barcelona con un servicio que, según asegura, respeta la obligación de contratar uno de estos coches con 15 minutos de antelación que fija la legislación catalana.

La firma, fundada por Jordi Marzal, se constituye con la previsión de disponer de 300 coches a finales de abril y generar así, solo en su arranque, unos 500 empleos.

Gowe, que prevé ir creciendo en función de la demanda, fue presentada a las instituciones catalanas la pasada semana, según informó la compañía.

En un comunicado, la empresa destaca que "respeta el espíritu" de la nueva normativa sobre VTC de la Generalitat en general y en particular el requisito de contratar el servicio con 15 minutos de antelación.

Asimismo, expresa su voluntad de "convivir en buena sintonía con el taxi y otras propuestas de movilidad" con el fin de constituir una solución para los clientes que en Barcelona apuestan por la VTC para su movilidad, "después de que el resto de plataformas abandonaran la ciudad de forma precipitada" tras la aprobación de la ley del Govern.

Gowe es la segunda compañía de VTC que anuncia su constitución y puesta en servicio en Barcelona tras el cambio de norma que supuso que Uber y Cabify dejaran de operar en la ciudad condal, si bien esta última plataforma volvió tras cambiar su modelo de negocio.

Social Car es otra firma que ha anunciado su entrada en este mercado es Social Car, que también ha asegurado que respetará la antelación de de contratar. Asimismo, garantiza que sus coches estarán en circulación mientras no presta servicio, para lo que ha alcanzado un acuerdo con WeSmartPark, firma que tiene una red de estacionamientos en la ciudad.