Ir a contenido

NUEVA ETAPA

Spaceboost 'se independiza' y capta 4 millones de euros

La firma de gestión y optimización de anuncios en buscadores cuenta ya con 37 trabajadores

Josep M. Berengueras

Albert Morcillo, Nacho Rodés y Pablo Callejón, fundadores de Spaceboost.

Albert Morcillo, Nacho Rodés y Pablo Callejón, fundadores de Spaceboost.

Comenzó como una spin-off de la agencia Rocketroi, pero desde enero es una empresa independiente: Spaceboost, compañía que desarrolla software para la gestión y optimización de anuncios en buscadores (sobre todo, en Google), camina ya con paso firme en busca de situar su producto como referente en el sector. Para ello, ha cerrado una ronda de cuatro millones de euros en la que han participado los socios fundadores y dos family offices catalanas.

«Queremos situar de nuevo a Barcelona como hub publicitario internacional, y lo queremos hacer con una empresa con sede en Barcelona y clientes en todo el mundo», explica Nacho Rodés que, junto a Pablo Callejón y Albert Morcillo, son los fundadores tanto de Rocketroi como de Spaceboost. Los tres, de hecho, han aparcado la gestión de la agencia para centrarse en el nuevo proyecto, que espera lograr este ejercicio dos millones de euros en ventas, lo que supone la gestión de unos 90 millones de euros de inversión publicitaria gestionada con su software. El break even, prevén, llegará en un año.

Su producto, de hecho, es su gran valedor. Han desarrollado una plataforma paralela y conectada a la de anuncios de Google (son partners destacados),pero optimizada para realizar campañas de acuerdo con las necesidades del cliente (se conecta a sus bases de datos para crear automáticamente anuncios, ajustarlos al estoc, a los cambios de precios...).

«Somos una start-up atípica porque comenzamos con producto, clientes y muchos trabajadores», explicaRodés. De hecho, son 37 empleados en el proyecto, y esperan llegar a 100 en el 2021.

Sus clientes son empresas de todo tipo, pues su plataforma cuenta versiones desde gratuitas a capaces de gestionar decenas de miles de euros de inversión. Trabajan ya con 8.000 cuentas de anunciantes de todo el mundo. «Me imagino en tres años como una compañía llevada desde Barcelona que da servicio a Europa y Américas», concluye.

Temas: Start-ups Google