Ir a contenido

EXPANSIÓN

Adsmurai estudia abrir en Estados Unidos y China

La 'start-up' de gestión de publicidad en redes sociales cerró el 2018 con una facturación de 40 millones de euros, el 60% más que un año antes

Josep M. Berengueras

Marc Elena, consejero delegado de la start-up Adsmurai.

Marc Elena, consejero delegado de la start-up Adsmurai. / Robert Ramos

Sin hacer mucho ruido, Adsmurai se ha convertido en un gigante de la publicidad on line a nivel mundial. Fundada en el 2014 por Marc Elena, Otto Wüst Juan Antonio Robles en Barcelona, la firma es partner oficial de Facebook, Instagram, YouTube, Twitter y Snapchat, cuenta con oficinas en México y Colombia y está estudiando actualmente su entrada en EEUU y China.

«En el 2008 decidí tomarme un año sabático para viajar por el mundo y replantearme la vida. Había trabajado en una agencia de publicidad y en Intermon Oxfam captando fondos on line. Al volver, decidí trabajar para mí mismo, como consultor freelance, trabajando en la optimización de anuncios para Facebook. En el 2013, Facebook me animó a montar una empresa para hacer lo mismo que hacía a mano, y que si lo hacía nos pondrían en un programa de aceleración. Busqué dos socios para crear un software que automatizara campañas en Facebook de publicidad. La red social nos seleccionó, junto a 10 start-ups más, entre 250 empresas de todo el mundo para ir al programa de aceleración a Irlanda. A partir de ahí empezamos a crecer: el primer año ya facturamos un millón de euros», cuenta Elena.

La firma desarrolla sus propias soluciones de optimización y trabaja con las principales redes sociales del mundo. «Con tres productos como los nuestros, solo hay tres partners en el mundo», agrega. Estos productos son tecnología para optimizar la publicidad en redes sociales (Ads Optimization), para aprovechar contenidos generados por usuario (Visual Commerce) aplicando inteligencia artificial, y para automatizar la personalización del catálogo escalando anuncios dinámicos (Feed Composer). «Nuestra posición en el mercado es muy buena, y la competencia no es problema porque el pastel a repartir es muy grande», agrega.

Crecimiento

Hoy, son ya 105 empleados --esperan ser 150 a finales de año--, y cuentan con seis oficinas, dos de ellas en Colombia y en México. Con clientes como Mango, Puig, Damm y Desigual, han levantado dos rondas (1,1 y 3,7 millones), la última en el 2017. «No estamos analizando captar más capital. Creemos que podemos crecer con lo que generamos; lo importante no es ser gigantes sino hacer las cosas bien y que los empleados esté contentos», destaca Elena. Estudian abrir oficina en EEUU y China tras facturar 40 millones en el 2018, el 60% más.