Ir a contenido

ENTREVISTA

Eva y Maria Martín, de Tiendeo: "Podríamos crecer más rápido, pero cuesta encontrar talento"

Eva y Maria Martín, junto a Jonathan Lemberger, fundaron en el 2011 Tiendeo, una 'start-up' que comenzó siendo un recopilatorio de catálogos de ofertas y que hoy ayuda a los comercios a aumentar las ventas.

Josep M. Berengueras

Eva y Maria Martín, cofundadoras de Tiendeo.

Eva y Maria Martín, cofundadoras de Tiendeo. / Juan Camilo Moreno

Del comedor de casa a abrir una segunda oficina en Barcelona...

Eva: Ha sido todo muy rápido, pero muy intenso. Recuerdo que al principio todo era muy natural y muy inconsciente. Tuvimos un factor suerte importante, la audiencia nos vino más rápido de lo esperado, y fue todo muy fluido. Cometimos errores, claro, pero todo nos salió bastante bien. 

¿Ser familia ayuda o dificulta?

Maria: En nuestro caso siempre nos hemos llevado muy bien... 

Eva: Cuando salimos y vamos a tomar algo, nosotras o con amigos de dentro de la empresa, siempre acabas hablando de trabajo, es normal. En casa intentamos que no... pero nuestros padres siempre nos preguntan cosas como si las cuentas van bien, si ya podemos pagar a todos los empleados, en qué súper deben hacer la compra –si son clientes nuestros o no-... Son exigentes, parecen inversores.

¿Qué era Tiendeo antes y qué es ahora?

Maria: Somos más de 140 personas. Tenemos dos oficinas en Barcelona, y oficinas comerciales en México, Colombia, Chile y Brasil. Estamos en 12 países, siendo España nuestro principal mercado. Le siguen Francia y México, y después, Italia. Luego Colombia, Chile, Argentina...

Eva: Con los catálogos conseguimos mucha audiencia. Pero los tres fundadores somos tecnólogos, y desarrollamos muchos productos en torno a la tecnología. Ahora, podemos identificar a los usuarios, tipificarlos según sus intereses, y después usamos otros productos de programática (publicidad) 'on line' para seguir impactándolos durante todo el camino de compra. El proceso acaba cuando el usuario acude al punto de compra. Si una persona va a tiendas de bricolaje, es que quiere renovar su casa y, por tanto, podemos hacerles llegar publicidad de productos en oferta que le interesen.

¿Cómo saben si un usuario acaba comprando en la tienda? 

Maria: Por la ubicación del móvil. 

Eva: Impactando en el usuario ‘on line’, somos capaces de aumentar el 200% su intención de compra en tienda física. 

¿Con qué marcas trabajan?

Eva: Con todo el 'retail'. La mayoría de la facturación viene de los súper e híper, pero también hay bricolaje, deportes… todo lo que sea llevar gente al punto físico, ahí estamos. Que la gente vaya a comprar a Carrefour no es casual; muchas veces lo hace porque ha recibido muchos impactos publicitarios antes.

No tienen despacho, se sienten entre el resto de empleados.

Eva: Estoy bien en medio de la gente, nunca me lo he planteado. Si tus empleados te ven en un despacho, se pierde el contacto con ellos, igual a la gente le da miedo venir a preguntar o sugerir cosas. Que te vean cerca te hace más accesible.

¿Cómo cerrarán el año?

Eva: Apuntábamos a 10 millones de facturación, pero nos quedaremos en 9,5 por los tipos de cambio en Latinoamérica. Pero es un 40% de crecimiento, cuando ya veníamos de crecer otro 40% el año anterior. El año que viene somos muy ambiciosas: queremos hacer 18 millones.

¿Barcelona es un buen sitio para emprender?

Maria: Somos de aquí, es una ciudad fantástica en todos los aspectos. He vivido en muchos sitios y creo que es lo mejor. Tiene buena imagen, se considera tecnológicamente avanzada, es eficiente en costes... De volver a empezar lo haría también en Barcelona.

Eva: Sí, pero también hay mucha competencia. Muchas empresas buscan perfiles técnicos, y no salen suficientes estudiantes preparados. Podríamos crecer más rápido, es lo que queremos, pero cuesta mucho encontrar perfiles técnicos y comerciales de nivel. Traerlos de fuera es complicado y, como Barcelona atrae a grandes corporaciones, a veces nos ‘fichan’ a empleados. 

Son dos directivas. ¿Cuántas mujeres hay en la empresa?

Eva: Más o menos somos la mitad. En perfiles directivos, un poco más. Pero no ha sido buscado, es algo natural.

¿Se puede impulsar la presencia femenina en el mundo emprendedor?

Eva: Emprender no significa "me quedo todos los días hasta tarde trabajando”. Para nosotras, es importantísimo compatibilizar la vida privada y la laboral. En nuestro caso, salimos a la hora, los fines de semana no trabajamos... Nosotras y toda la plantilla. Eso sí, las horas que estás en la oficina, sé responsable y trabaja al 100%. Pero cuando se acaba tu jornada, tu vida privada es lo más importante.