Ir a contenido

informe de Biocat

Las 'biotechs' atraen el capital extranjero

Las 'start-ups' de salud levantaron 107,3 millones de euros el año pasado

Anaconda Biomed y Transplant Biomedicals protagonizaron las mayores rondas de financiación.

Guillem Tapia

Quim Torra inagura las Jornadas de presentación del informe BioCat. / RUBEN MORENO

Quim Torra inagura las Jornadas de presentación del informe BioCat.
Jordi Naval, director general de Biocat, en rueda de prensa.

/

Las ‘start-ups’ biotecnológicas han pasado de ser invisibles para el capital riesgo internacional a convertirse en una inversión atractiva. Según un estudio elaborado por Biocat en el que se analiza el estado del sector y su evolución en el tiempo, el número de inversores extranjeros que han participado en la financiación de empresas ‘biotech’ emergentes ha pasado de 0 a 50 en una década en Catalunya.

El mismo informe apunta que estas ‘start-ups’ captaron 100,2 millones de euros en los primeros 10 meses de 2018 –cinco veces más que en todo 2012– y que muy probablemente antes de que finalice el presente ejercicio se superarán los 107,3 millones registrados en 2017. No obstante, la cifra queda lejos de los 164,3 millones de 2016, que en gran parte se lograron gracias a los 47 millones levantados por Mosaic Biomedicals ese año.

"Barcelona se ha convertido en un 'hub' de empresas emergentes que ha conseguido escalar", destaca Jordi Naval, director general de Biocat. Un buen ejemplo que ilustra esta progresión es el hecho de que desde el 2005, y a pesar de la crisis económica, el número de compañías vinculadas a la salud y a las ciencias de la vida ha aumentado ininterrumpidamente todos los años.

En el 2017, último ejercicio con datos disponibles, el sector estaba formado por 1.060 empresas –frente a las 609 de 2015– que facturaron 17.800 millones de euros. Si además del tejido industrial también contabilizamos la cifra de negocio generada por los hospitales y otras instituciones médicas, se alcanzaron los 31.087 millones de facturación, lo que supone un 7,2% del PIB catalán. 

En el 2017 las ‘start-ups’ biotecnológicas protagonizaron un total de 58 operaciones de financiación –en el 72% de las cuales tomaron parte inversores extranjeros– por valor de 107,3 millones de euros. Según el estudio de Biocat, Oryzon Genomics (18,4 millones), Anaconda Biomed (15 millones) y Transplant Biomedicals (8,5 millones) fueron las compañías emergentes que levantaron más capital.

Por otra parte, de entre las entidades de inversión locales, Biocat destaca a Ysios CapitalCaixa Capital RiscHealthequityInveready Alta Life Sciences como las más activas. En total, estos fondos de 'venture capital' han participado en 34 rondas entre 2015 y 2017. 

Más allá de lo económico, ha recordado que la progresión del sector debe redundar en el bienestar de los pacientes y, en este sentido, ha destacado que las biotecnológicas catalanas están desarrollando 18 potenciales fármacos de los cuales "al menos 10 llegarán al mercado en el 2025".