18 sep 2020

Ir a contenido

Los beneficios de la ducha nasal

Es una técnica sencilla con la que se mejora la respiración y aumenta la resistencia al resfriado

El mejor modo de mantener limpia la nariz consiste en realizar una ducha nasal, conocida con el lenguaje del yoga con el nombre de Neti.

La ducha nasal es una forma de higiene muy beneficiosa en casos de sufrir un resfriado o llevar a cabo la respiración profunda. Entre sus múltiples beneficios destaca la mejora en la respiración nasal, así como en la salud de ojos nariz y oídos. También aumenta la resistencia al resfriado; elimina la suciedad de las mucosidades además de bacterias y residuos acumulados en las fosas nasales y resulta muy útil en el tratamiento de la sinusitis, la bronquitis, el asma y la ansiedad.

Según relata Daniel Reid en el libro 'El Tao de la salud, el sexo y la larga vida': "El Neti lava a fondo las sensibles terminaciones olfativas y elimina las incrustaciones de mocosidad y demás contaminantes, con lo que aumenta su capacidad para extraer y asimilar el aire". 

El autor detalla que para llevar a cabo el Neti "se calientan dos tazas de agua (a ser posible destilada) y se disuelve media cucharada sopera  de sal. la idea consiste en aproximar la temperatura y la salinidad de los conductos nasales, para que la solución limpiadora no dé lugar a un intercambio osmótico de líquidos con las membranas nasales"."Se vierte la solución salina en una tetera o recipiente pequeño y hay que ponerse de cuclillas con la cabeza ladeada para insertar el líquido en el agujero de la nariz vuelto hacia arriba". Hay que mantener la cabeza ladeada hasta que la solución comience a penetrar en el orificio superior y salga por el inferior.

Reid, especialista en la filosofía oriental, medicina herbal, y la curación orgánica natural, insiste en que no hay que inhalar nada de aire mientras se vierte el agua en la nariz. "Tras hacer pasar aproximadamente la mitad del agua por un orificio, hay que repetir la operación en el lado contrario", apunta.

"Cuando se termina la solución se ha de tapar alternativamente uno de los orificios nasales y soplar con fuerza por la otra. Además de la mucosidad, suele salir gran cantidad de partículas negras de polvogrumos de grasa y otros residuos que se incrustan en las fosas nasales", concluye.