Ir a contenido

Cáscara de limón para endurecer las uñas

El aceite de oliva es otro producto natural que también ayuda a restaurar la uña

Si se han probado todo tipo de productos y las uñas siguen blandas y quebradizas, existe un remedio casero para fortalecerlas de forma sencilla y fácil de hacer en casa.

Simplemente hay que frotarlas con la cácara de limón exprimido. Después de repetir esta acción durante cinco días  no se volverán a romper con tanta facilidad.

Otra fórmula natural que resulta muy efectiva para endurecer las uñas consiste en sumergirlas en un recipiente con aceite de oliva tibio durante cinco minutos. Este tratamiento, que se debe realizar tres veces a la semana, resulta muy efectivo porque el aceite es rico en ácidos grasos esenciales que ayudan a restaurar las uñas secas, débiles y agrietadas.