Proyecto estratégico

La ciencia, el motor que renovará el parque de la Ciutadella

El Ayuntamiento de Barcelona impulsa la Ciutadella del Coneixement, un proyecto que convertirá el parque en uno de los centros científicos punteros en el sur de Europa

Vista aérea del parque de la Ciutadella

Vista aérea del parque de la Ciutadella / Ajuntament de Barcelona

7
Se lee en minutos

En 1888 Barcelona acogió la IX Exposición Universal. Un acontecimiento histórico que sirvió como escaparate cultural para que la capital catalana se proyectara como un referente cultural y científico a nivel mundial. Además, con el fin de preparar la ciudad para la Exposición, se llevó a cabo una remodelación de la Ciutadella, que hasta entonces cumplía la función de fortaleza, y se diseñó a imagen y semejanza del jardín de Luxemburgo de París. 135 años después, el Ayuntamiento de Barcelona busca volver a otorgarle al parque más antiguo de la ciudad el carácter y la importancia que tuvo a finales del siglo XIX. Así, el consistorio ha decidido impulsar la Ciutadella del Coneixement, una estrategia científica y urbanística que convertirá el parque de la Ciutadella y su entorno en un centro de conocimiento científico, investigación e innovación puntero en el sur de Europa.

Con el fin de implementar la iniciativa, se ha puesto en marcha un plan director que abordará tres ejes de intervención en el parque: mejoras en el verde y la infraestructura; mejoras en la accesibilidad y las conexiones; y nuevos usos vinculados a la ciencia, a la cultura y al conocimiento. Algunas de las actuaciones que se contemplan en este nuevo plan ya están en marcha y otras despegarán este 2023. De hecho, el pasado 12 de enero, se celebró un acto institucional en el que las autoridades implicadas firmaron un protocolo impulsor de esta iniciativa. El objetivo es que en un periodo de 8 a 10 años, la Ciutadella del Coneixement sea una realidad y pueda llegar a acoger a más de 2.000 investigadores.

Plano original del parque durante la Exposición Universal del 1888.

/ Ajuntament de Barcelona

Infraestructuras y verde

El Parc de la Ciutadella fue declarado el 21 de diciembre de 1951 monumento histórico-artístico y figura en el registro de Bienes Culturales de Interés Nacional del patrimonio catalán y en el registro de Bienes de Interés Cultural del patrimonio español. Con el fin de preservar y restaurar algunas zonas del parque, el proyecto prevé a partir de julio de este año iniciar una serie de actuaciones en el paseo Joaquim Renart, los jardines de Josep Fontserè y sus accesos, el paseo dels Til·lers y el sector central. Unas intervenciones en las que se mejorarán los sistemas de drenaje, los pavimentos y el sablón; la restauración y la remodelación de los parterres y bordillos; y la implementación de la estrategia residuo cero que busca reintegrar todos los residuos generados durante el proceso. Estas actuaciones cuentan con la financiación de los fondos de recuperación de la Unión Europea Next Generation. Asimismo, hace un año finalizaron las obras de rehabilitación de la plaza de Joan Fiveller, antigua plaza de Armas, uno de los espacios más emblemáticos del parque, catalogado como jardín histórico y declarado Monumento Histórico Artístico. 

Rehabilitar el patrimonio

Uno de los puntos más importantes del plan es la consolidación de un nuevo eje patrimonial y científico formado por el Castell dels Tres Dragons, el Hivernacle, el Umbracle y el Museu Martorell. Ya se ha iniciado la rehabilitación del Hivernacle, uno de los iconos más emblemáticos del recinto. Estas obras contarán con un presupuesto de dos millones de euros y tendrán una duración de un año aproximadamente. 

Otro de los grandes equipamientos que ya se encuentra en la recta final de su rehabilitación es el Museu Martorell, el primer museo público de la ciudad y embrión del Museu de Ciències Naturals de Barcelona. El objetivo de la intervención es preservar al máximo la configuración original del museo y conectar el Parc de la Ciutadella con el barrio de El Born a través de un segundo acceso al edificio por el Passeig de Picasso. Además, el proyecto prevé acoger una exposición sobre la evolución de los museos de ciencias naturales, desde los gabinetes de curiosidades hasta hoy. Finalmente, y con el fin de mantener el eje del conocimiento que establecía el diseño original del parque, el plan prevé rehabilitar el Umbracle, edificio que se construyó en el mismo programa científico que el Museu Martorell y el Hivernacle. Concretamente, se arreglarán algunas de las estructuras que han quedado degradadas por el paso del tiempo como las puertas.

Se rehabilitan edificios históricos y con alto valor patrimonial 

Se potenciará la vocación científica del parque

Por otra parte, el Castell dels Tres Dragons es otra de las joyas arquitectónicas construidas con motivo de la Exposición Universal que pasarán por el plan de rehabilitación del Ayuntamiento. Este edificio neogótico, obra del arquitecto Lluís Domènech i Montaner, fue diseñado para acoger el restaurante-café de la feria internacional durante los meses que duró. El Castell dels Tres Dragons, igual que el Museu Martorell, forma parte del Museo de Ciencias Naturales y alberga en su interior el Laboratori de Natura, la Fonoteca Natura Sonora, así como el centro de documentación. El objetivo de esta actuación es restaurar tanto la fachada como la parte interior del edificio para poder reabrirlo al público como sede científica en la que se potencie la investigación, la ciencia ciudadana y los programas de voluntariado. 

Nuevas iniciativas

Mediante este proyecto el Ayuntamiento de Barcelona busca devolverle al Parc de la Ciutadella el carácter divulgativo y científico que ha tenido históricamente. Más allá de la remodelación y mejora del parque y sus equipamientos, la iniciativa contempla el impulso de varios proyectos estratégicos en los entornos del parque entre los que destaca la creación de un polo de biociencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la construcción de la Biblioteca Central del Estado. Así, justo en el solar ubicado en frente del campus de la Ciutadella de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), se edificará un centro de biociencias que concentrará las diferentes unidades de investigación en materia de biociencias del CSIC en Catalunya, 300 investigadores y 40 grupos de investigación en el ámbito de las biociencias.

Noticias relacionadas

Al mismo tiempo, se prevé que en el 2027 esté finalizada la nueva biblioteca pública del Estado en Barcelona que se ubicará al lado de la Estación de Francia y contará con más de 16.000 m2. En total, la administración tiene planeado invertir un total de 55 millones de euros en la construcción de esta biblioteca, que tendrá capacidad para 600.000 volúmenes. El equipamiento, de titularidad estatal, tendrá dimensión metropolitana, y la Generalitat de Catalunya será el organismo responsable de su gestión. 

Por último, en el 2019 se aprobó el nuevo plan estratégico del Zoo de Barcelona. Un plan que quiere convertir el recinto en un centro de referencia mundial en el bienestar de las especies autóctonas. 

El nuevo Mercat del Peix contará con 45.000 m2 en tres edificios

/ Ayuntamiento de Barcelona

Un polo científico de referencia en el sur de Europa

El solar en el que estuvo ubicado durante décadas el mercado mayorista de pescado de Barcelona, al lado del campus de la Ciutadella de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), acojerá el que será el primer gran proyecto de la Ciutadella del Coneixement. El pasado 12 de enero se empezó a construir un complejo formado por tres edificios impulsados por la UPF, el Barcelona Institute for Science and Technology (BIST) y el Instituto de Biología Evolutiva (IBE) en colaboración con el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que contará con un espacio de 45.000 m2 y se centrará en la biomedicina, la biodiversidad y el bienestar planetario. 


Además de las instituciones citadas, el proyecto cuenta con el apoyo de la Generalitat de Catalunya, los ministerios de Ciencia y de Universidades, la Universidad de Barcelona (UB), la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y la Fundació Pasqual Maragall (FPM).


Una suma de apoyos que busca reforzar la cooperación entre las diferentes instituciones culturales, científicas y educativas de la ciudad, y al mismo tiempo promover la investigación y la innovación multidisciplinaria en los campos de la biomedicina, la biología, la economía, las ciencias políticas y sociales, el derecho, las humanidades y la tecnología. Todo ello con el objetivo de dar respuesta a futuros retos para la sociedad y el planeta, como el cambio climático, las epidemias, la falta de recursos naturales, la pérdida de la biodiversidad y las desigualdades sociales. Así, el proyecto cuenta con una inversión de casi 104 millones de euros y pretende convertirse en el nuevo hub del conocimiento del sur de Europa y acoger a 1.200 investigadores de todo el mundo


El nuevo complejo del Mercat del Peix estará formado por tres edificios destinados respectivamente al BIST, que creará un nuevo espacio de investigación e innovación en medicina de precisión; a la Universitat Pompeu Fabra, que ubicará en el recinto su Centro de Investigación e Innovación para el Bienestar Planetario; y al Instituto de Biología Evolutiva, que consolidará y ampliará su proyecto de investigación en evolución y biodiversidad.