Rehabilitación

Empieza la reforma del puente de Santander, entre Sant Andreu y Sant Martí

Esta actuación responde a una movilización vecinal y a una deuda histórica entre ambos barrios barceloneses

La nueva infraestructura incluirá aceras y carriles bici para permitir el paso de peatones y ciclistas, además de carriles para el tráfico rodado

Render de las actuaciones previstas en el puente de Santander

Render de las actuaciones previstas en el puente de Santander

1
Se lee en minutos

Empiezan las obras de reforma del puente de Santander, entre los distritos de Sant Andreu y Sant Martí. La futura infraestructura acercará los barrios de la Verneda i la Pau y el Bon Pastor, hará el espacio público más accesible e inclusivo y permitirá los desplazamientos a pie y en bicicleta. Actualmente, solo permite el paso de vehículos.

La actuación de mejora del puente de Santander se saca adelante también por la movilización vecinal que, a través de una iniciativa ciudadana, reunió casi 4.500 firmas para solicitar la rehabilitación. Así se dará cumplimiento a una deuda histórica de la ciudad con estos barrios.

Noticias relacionadas

La nueva estructura tendrá aceras de entre 3,3 y 4,5 metros, un carril bici unidireccional en cada lado, un nuevo paso de peatones y un carril de circulación por sentido. Además, se reducirá la pendiente para hacerlo más accesible, se plantarán cerca de cincuentena árboles y parterres, se incorporará mobiliario urbano, se renovará la red de alumbrado y semáforos y se instalarán puntos wifi. El proyecto tiene un presupuesto de 10,8 millones de euros y se prevé que las obras duren 17 meses.

Un paso más hacia la Superilla Barcelona

La rehabilitación del puente se enmarca en el modelo de ciudad que se está desarrollando a través del plan Superilla Barcelona, que incluye actuaciones para recoser los barrios históricamente alejados por barreras y cicatrices urbanas, y se suma a otras intervenciones importantes en Sant Martí y Sant Andreu, como la transformación de la avenida de la Meridiana.