En colaboración con el

DESPLIEGUE

El cuerpo de bomberos activa la campaña forestal

El organismo pone en marcha una serie de alertas y medidas y difunde a los ciudadanos una lista de recomendaciones y pasos a seguir para evitar posibles fuegos

El cuerpo de bomberos realiza recorridos diarios para el conocimiento del territorio, la orientación forestal sobre cartografía y la detección de observaciones

El cuerpo de bomberos realiza recorridos diarios para el conocimiento del territorio, la orientación forestal sobre cartografía y la detección de observaciones

5
Se lee en minutos

El aumento de temperaturas durante los meses más calurosos, potenciado, además, en los últimos años por el calentamiento global, se convierte cada verano en un escenario muy desfavorable para el territorio forestal. Un escenario en el que cualquier imprudencia, ya sea voluntaria o un simple despiste, puede provocar incendios y comprometer hectáreas de bosques y espacios naturales. De hecho, en lo que llevamos de verano, en el Parc de Collserola de Barcelona, son más de 16 hectáreas las que se han visto afectadas por incendios. La acción del ser humano es el principal causante de este tipo de desastres naturales: según cifras del Idescat, el 90% de los incendios son provocados por causas antropológicas: casi el 30% son intencionados y el 33% son debidos a negligencias.

Concretamente, dentro de las negligencias ocasionadas por las personas, un 14% es debido a las colillas de cigarros y otro 14% a las hogueras. Con el fin de minimizar al máximo el riesgo a provocar otros incendios forestales, el cuerpo de Bombers de Barcelona ha adaptado y reforzado sus dispositivos para hacer frente a los meses de verano y dar respuesta a los posibles fuegos que se puedan producir en el área de la capital catalana, en coordinación con otros agentes como la Guàrdia Urbana, Bombers de la Generalitat y el SEM, entre otros. La campaña, que se lleva a cabo cada año, empezó a inicios de julio y estará activa hasta mediados de septiembre. 

Para ello, el cuerpo de bomberos de la ciudad condal ha publicado una serie de medidas que debe tomar la ciudadanía para evitar este tipo de catástrofes. Entre ellas, se prohíben acciones como lanzar elementos que comporten llamas o chispas, como colillas, cerillas petardos y escombros y el uso de cierres perimetrales de material sintético o especies como el brezo o el ciprés. Además, el cuerpo ha difundido una serie de acciones que la población puede llevar a cabo en sus propias viviendas para minimizar posibles daños como eliminar regularmente la vegetación de los jardines privados; alejar la leña y el material combustible, como botellas de gas y depósitos de gasoil de la fachada de los hogares; disponer de una manguera de riego suficientemente larga para cercar la vivienda; evitar acumulaciones de vegetación y elementos combustibles en azoteas, canalones y bajantes; e informarse sobre el plan de autoprotección de la propia urbanización. Asimismo, en el caso de viviendas aisladas o rodeadas de masa forestal, se aconseja mantener los caminos de acceso libres para los vehículos de emergencia y respetar una franja de protección mínima de 25 metros alrededor del hogar, con el sotobosque desbrozado, los árboles podados a tres metros de altura y con una distancia mínima entre árboles y fachada de la vivienda de seis metros.

Por otro lado, desde el 15 de marzo hasta el 15 de octubre, el organismo prohíbe realizar trabajos forestales y cualquier actuación que pueda generar chispas a menos de 500 metros de la masa forestal. Eso incluye la prohibición de quemar residuos y hacer barbacoas, a no ser que se lleven a cabo en infraestructuras de obra, con matachispas, y siempre que no exista expresa prohibición. Además, en caso de realizar una barbacoa, habrá que recoger las cenizas adecuadamente.

Medidas de protección

En caso de incendio, Bombers de Barcelona ha establecido un protocolo de actuación para minimizar al máximo los posibles daños. En primer lugar, en caso de incendio se deberá llamar al 112 y facilitar toda la información requerida. Para ello, es conveniente descargarse la aplicación móvil My112, ya que permite geolocalizar el dispositivo desde el que se llama. En el caso de hallarse en casa, el protocolo deberá ser confinarse en el interior de la vivienda. Para ello, si el fuego está suficientemente lejos y se dispone del tiempo necesario para hacerlo con seguridad, se deberá retirar todo el material combustible de alrededor. Una vez en el interior de la vivienda, es recomendable cerrar ventanas y puertas, retirar las cortinas y con ropa y toallas mojadas, tapar cualquier agujero que pueda quedar debajo de las puertas y rociarlas con agua.

Noticias relacionadas

Asimismo, es aconsejable llenar de agua las bañeras y las picas del lavabo y cerrar la llave del gas y otros combustibles. En el caso de haber mucho humo, se recomienda tumbarse en el suelo y cubrir con un pañuelo húmedo vías aéreas y ojos. Si en el momento del incendio, la persona se haya en el bosque es importante evitar refugiarse en cuevas o pozos y emprender camino en dirección contraria al humo del fuego. Si en el área hay zonas de agua como ríos o estanques, es aconsejable acercarse y, en caso necesario, meterse dentro. Por otro lado, si la persona se encontrara en el coche y no pudiera escapar o circular con seguridad, el cuerpo de bomberos de Barcelona recomienda pararse en un punto con poca vegetación, cerrar puertas y ventanas, detener la ventilación y encender las luces para que los equipos de rescate puedan encontrar el vehículo.

Sebastià Massagué: “El principal objetivo es prevenir posibles incendios”

A los efectivos humanos se suman cuatro vehículos nuevos y dos bombas rurales pesantes para la zona de montaña. El jefe del cuerpo de Bombers de Barcelona, Sebastià Massagué explica las claves de la campaña de este verano.

-¿En qué consiste la campaña forestal?

-El principal objetivo es prevenir incendios. Antes, la campaña forestal se llevaba a cabo durante los meses de verano, ahora es todo el año. A finales de abril empezamos a hacer recorridos y reconocimientos preventivos en las zonas de montaña. Esto nos sirve a los bomberos como formación para ir recordando cómo acceder a cada sitio. A partir de junio, coincidiendo con la verbena de San Juan, empieza la campaña, que acaba en septiembre, y que coordinamos conjuntamente con los bomberos de la Generalitat, Guardia Urbana y los gestores del parque de Collserola.

-¿Cual es el protocolo de actuación?

-En función de tres parámetros, viento, humedad y temperatura, activamos unas vigilancias y unas actuaciones. Cuando se cumplen dos de los parámetros, activamos la alerta meteorológica y enviamos vehículos ligeros a rodear la montaña y a la que se cumplen tres, destinamos los recursos necesarios para dar respuesta a un incendio forestal.

-¿Qué son los Planes de Autoprotección? 

-Se trata de un documento en el cual se especifica qué acciones se deben realizar en caso de incendio. Organizamos charlas en distintos barrios de montaña en las que informamos a los ciudadanos para que sepan cómo reaccionar. Además, de cara al año que viene queremos incorporar a la ciudadanía en algún ejercicio para poner en valor el concepto de autoprotección.