En colaboración con el

DEMOCRACIA CIUDADANA

La ciudadanía decide cómo invertir los presupuestos

Los vecinos y vecinas de la capital catalana podrán votar del 10 al 20 de junio los proyectos que se presentaron y pasaron las dos primeras fases de selección

En el mes de junio, las personas empadronadas en Barcelona y mayores de 14 años podrán votar los proyectos que quieran.

En el mes de junio, las personas empadronadas en Barcelona y mayores de 14 años podrán votar los proyectos que quieran.

Se lee en minutos

Crear equipamientos escolares, invertir en zonas verdes o aumentar la red ciclista de la ciudad son algunas de las propuestas de proyectos que este mes de junio la ciudadanía de Barcelona podrá votar a través de la plataforma digital Decidim.Barcelona. En total, han llegado a esta fase final 184 propuestas, en torno a una veintena por cada distrito, de las que se escogerán las más votadas. Esta será la votación de los primeros presupuestos participativos que se han impulsado en Barcelona. Una iniciativa con la que el ayuntamiento de la ciudad apuesta por la democracia directa, implicando a sus vecinos y vecinas en las decisiones que afectan a sus barrios. A través de esta acción, los barceloneses podrán decidir cómo se invierten 30 millones de euros del presupuesto municipal para la mejora de los barrios y distritos. 

Este proceso empezó entre febrero y mayo del 2020, con una fase en la que la ciudadanía y las entidades de la urbe presentaron un total de 1.982 proyectos de inversión para todos los distritos de Barcelona. Una vez presentadas las propuestas, desde el Área de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad del Ajuntament de Barcelona, se evaluaron técnica y legalmente y se validaron 825 proyectos. En este proceso de selección se tuvieron que descartar algunas de las propuestas porque eran proyectos ya ejecutados o que se están ejecutando en este momento, o no respetaban los límites económicos. 

A continuación, y con el fin de que fueran los ciudadanos los que eligieran los proyectos finales, en marzo del 2021 se pasó a la fase de priorización, con la recogida de soportes ciudadanos para determinar los proyectos a votar. En las dos semanas que duró esta fase, la ciudadanía dio un total de 48.000 soportes a través de la plataforma Decidim.Barcelona y, de esta manera, se escogieron 204 propuestas finalistas. Finalmente, tras reuniones técnicas de concreción con todas las personas que han impulsado estos 204 proyectos, algunos fueron retirados o se fusionaron con otras propuestas. De esta manera, se llegó a las 184 proyectos que, finalmente, serán sometidas a la votación los vecinos y vecinas de la ciudad. 

Proceso informativo

Antes de la votación, que se realizará entre el 10 y el 20 de junio, las personas y entidades promotoras de los proyectos finalistas podrán impulsar campañas para dar a conocer los detalles sobre sus proyectos y, de esta manera, obtener más apoyos. Por otra parte, en cada distrito se llevarán a cabo diferentes exposiciones con el fin de informar y explicar detenidamente cada uno de lo proyectos que se podrá votar. Además, aquellos que lo deseen, ya pueden consultar en el portal Decidim.Barcelona la descripción de todas las propuestas y otros aspectos como su presupuesto estimado o los agentes y entidades implicados. 

En cuanto al carácter de los proyectos, la mayor parte están directamente relacionados con inversiones en equipamientos y entornos escolares, aunque también predominan propuestas para la pacificación o remodelación de calles. Por otro lado, la generación de zonas verdes y huertos urbanos, la creación o ampliación de la red ciclista, la instauración de nuevos espacios dedicados al juego infantil y la mejora del espacio público son temáticas recurrentes entre las propuestas finalistas.

Cartel promocional de los primeros presupuestos participativos de Barcelona

/ Ajuntament de Barcelona

Votación híbrida

De esta manera, a partir del 10 de junio se abrirá el proceso de votación para que los vecinos y vecinas de Barcelona decidan qué proyectos se van a llevar a cabo en los 10 distritos de la ciudad. Para poder participar en la votación, solo son necesarios dos requisitos: estar empadronado en alguno de los distritos de Barcelona y tener 14 años o más. De esta manera, se garantiza el derecho a la participación de una parte que habitualmente queda excluida de los procesos electorales: vecinos y vecinas sin nacionalidad española y gente joven menor de edad. 

Noticias relacionadas

Uno de los factores a destacar es el hecho de que la votación se llevará a cabo en un formato híbrido. Es decir, se podrá participar en el proceso de selección tanto telemáticamente como presencialmente. Por un lado, quienes lo deseen podrán emitir su voto a través de la plataforma Decidim.Barcelona de manera fácil y segura y sin tener que registrarse como usuarios. Por otro lado, para evitar la brecha digital y para ofrecer una opción física, cada distrito dispondrá de puntos presenciales de apoyo a la votación habilitados en todos los distritos de la ciudad, que coinciden con los espacios en los que se expondrá toda la información relativa a los proyectos. Además, el votante podrá escoger tantos proyectos como considere oportuno, de acuerdo al presupuesto límite asignado a cada distrito. Aquellos que quieran, también tendrán la posibilidad de elegir proyectos de otro distrito, además del que están empadronados. Aunque el proceso participativo ha tenido que adaptarse a las limitaciones impuestas por la pandemia, los datos de participación, hasta el momento, han sido muy elevados. De hecho, desde el comienzo de la iniciativa, se han duplicado los usuarios registrados en la plataforma Decidim.Barcelona. Un reflejo más que evidencia el interés de los vecinos y las vecinas de la ciudad por implicarse de manera directa y proactiva en la mejora de sus barrios.

Manel Punsoda: “El compromiso por cumplir con los resultados es básico”

Desde la dirección de Democràcia Activa del Ajuntament de Barcelona se ha diseñado y desarrollado todo el proceso juntamente con la dirección de Innovació Democràtica de la administración.

-¿En qué se diferencia el proyecto?

-Anteriormente, el Programa d’Inversions Municipal (PIM) de los distritos se pactaba con el tejido asociativo de la ciudad. Este es el primer mandato en el que, además, una parte del PIM se ha reservado para que la ciudadanía plantee sus propias propuestas. La intención es que esta iniciativa se pueda llevar a cabo en los siguientes mandatos.

-¿Cómo se construye un modelo de ciudad participativa?

-Este proceso consiste en un ejercicio de democracia directa. Aunque la participación ciudadana también se puede lograr a través de diferentes estrategias, como por ejemplo, organizar debates para recoger opinión. Lo más importante es que haya honradez por parte de la administración. Es decir, que si se convoca un proceso se pueda tirar adelante y haya un compromiso en aceptar los resultados.

-¿Cómo funcionará la votación telemática?

-Cualquier persona empadronada en Barcelona y mayor de 14 años puede votar en el portal Decidim.Barcelona. No es necesario que se registren o creen un usuario. Una vez dentro, el mecanismo consiste en rellenar una serie de datos básicos para comprobar que la persona está empadronada en la ciudad. A partir de aquí, el proceso funcionará como un carrito de la compra. Cada usuario podrá escoger todos los proyectos que quiera hasta agotar el presupuesto marcado por su distrito. Aquellos que quieran, podrán votar en un máximo de dos distritos, pero uno de los dos ha de ser el distrito en el cual está empadronado.