En colaboración con el

OCUPACIÓN

Nuevo plan de empleo para ofrecer oportunidades laborales a los más jóvenes

El nuevo plan de fomento del empleo juvenil incluye un paquete de medidas dirigidas a mejorar la calificación profesional y la inserción de los jóvenes, en especial las de los que han perdido el trabajo recientemente o que han visto disminuir sus oportunidades a causa de la pandemia de la covid-19

Plan para fomentar la ocupación juvenil

Plan para fomentar la ocupación juvenil

Se lee en minutos

Desde la irrupción de la covid-19 se ha observado un impacto más intenso de los ERTO, el paro y la precariedad laboral en la población joven. Según los datos del último trimestre del año 2020, la tasa de paro juvenil en Barcelona—en la población de 16 a 24 años— es del 29,9%, más del doble de la media de la población de la ciudad, que es de un 12,6%. En Barcelona, la tasa de paro juvenil es más baja que en Catalunya (38,1%) y en España (40,1%).

Para paliar esta situación, el Ajuntament de Barcelona ha puesto en marcha un nuevo plan de empleo juvenil para incrementar la capacidad de los servicios de atención y acompañamiento, con el objetivo de poder atender a unas 15.000 personas jóvenes, cifra que prácticamente equivale al total de personas jóvenes desempleadas registradas en la ciudad. El plan también quiere abrir el paso a las nuevas generaciones que quieren emprender nuevos proyectos y empresas y les pone al alcance todas las herramientas y los recursos para impulsar los negocios.

Medidas principales para frenar el paro y la precariedad

El nuevo plan de empleo juvenil incluye un paquete de medidas para mejorar la calificación profesional y la inserción de los jóvenes con nuevas líneas adaptadas a la pandemia y sus consecuencias económicas, o bien para reforzar programas ya existentes.

Te puede interesar

El plan apuesta por sectores estratégicos de futuro como el tecnológico o el digital, que son los que pueden crear un empleo de calidad en la ciudad. Las medidas principales del nuevo plan de fomento del empleo juvenil consisten en reforzar el acompañamiento, el asesoramiento y la orientación; fomentar la formación, las competencias digitales y los idiomas, así como la contratación y el emprendimiento; ampliar la atención a colectivos vulnerables y precarios, y recuperar el empleo con unas condiciones laborales dignas.

El plan se ha elaborado con diferentes actores de la ciudad teniendo en cuenta los puntos de educación de calidad, trabajo decente y crecimiento económico correspondientes a la Agenda 2030.