24 nov 2020

Ir a contenido

En colaboración con

PLAN DE CHOQUE PARA LA INCLUSIÓN DIGITAL

Digitalización para no dejar a nadie atrás en la pandemia

Esta medida extraordinaria busca capacitar la población en el uso de las TIC

La brecha digital agrava los efectos de la crisis derivada de la covid-19

Anna Solà

El programa Agents TIC ofrece acompañamiento en trámites y herramientas digitales.

El programa Agents TIC ofrece acompañamiento en trámites y herramientas digitales.

El Ajuntament de Barcelona ha puesto en marcha el 'Pla de xoc per a la inclusió digital', una iniciativa para erradicar la brecha digital y fomentar la inclusión digital de los habitantes de la capital catalana.

La situación de confinamiento y las restricciones derivadas del impacto de la covid-19 han puesto de manifiesto la necesidad de la ciudadanía de poder incorporar herramientas digitales en su día a día. En un contexto como el actual, son claves para comunicarse con amigos y familiares, hacer trámites, informarse, divertirse o comprar, por ejemplo. Sin embargo, la situación también ha visibilizado la otra cara de la moneda: la brecha digital agrava los efectos de la crisis derivada de la covid-19, afectando la cohesión social y el acceso a derechos y servicios públicos, y con especial incidencia en los colectivos más vulnerables de la ciudad.

Atendiendo estas nuevas necesidades y carencias de los vecinos de la ciudad, el 'consistori' ha puesto en marcha este plan de choque para la inclusión digital, previsto para capacitar la ciudadanía en el uso de las TIC durante los próximos meses. Con un presupuesto de 700.000 euros, este plan extraordinario se suma a las medidas de inclusión digital que se vienen desarrollando de un tiempo a esta parte en el 'consistori'. Parte del plan digital del Ayuntamiento, inicialmente planteado a largo plazo, aunque la crisis sociosanitaria actual ha obligado a replantearlo, ajustando las actuaciones a la nueva realidad y  a las nuevas necesidades de la ciudadanía.

Colaboración entre entidades 

Este plan de choque se ejecuta a través de la fundación municipal BIT Habitat, el Centre d’Innovació Urbana de Barcelona, y la Xarxa d’Ateneus de Fabricació, dando respuesta a los retos de Barcelona a través de diferentes proyectos. Yolanda Lacasa, gerente de BitHabitat destaca al respecto del plan de choque: "es una actuación necesaria que refuerza la estrategia del ayuntamiento a largo plazo en un momento en el que es necesario tener en cuenta las necesidades de colectivos más vulnerables de la ciudad". Y añade: "promueve el uso y conocimiento de las TIC, refuerza la tecnología al alcance de la población y ofrece acompañamiento personalizado para aquellos que lo necesiten o lo soliciten".

El proyecto se desarrolla en torno a tres objetivos: mejorar la accesibilidad a herramientas digitales en cuanto a dispositivos, espacio y conectividad, capacitar la ciudadanía en el uso de estas herramientas y garantizar el acceso a la administración electrónica al conjunto de la población.

Agents TIC y 'ateneus'

El plan cuenta con el Programa Agents TIC, en marcha desde finales de septiembre. Ofrece apoyo a los vecinos para llevar a cabo trámites telemáticos, una de las necesidades que la pandemia ha puesto sobre la mesa, y utilizar herramientas necesarias en la nueva normalidad como las videollamadas, la firma electrónica o la generación de documentos en formato PDF, por ejemplo.  Hasta el momento ha asistido a 726 personas, el 41% por trámites relacionados con la identidad digital.

El plan contempla el refuerzo de la Xarxa de Ateneus de Fabricació, con el nuevo 'ateneu' de Ca l’Alier en Sant Martí, especializado en el impulso de la innovación urbana, de manera que siete de los diez distritos de la ciudad podrán contar con 'ateneu', una instalación destinada a la divulgación, formación y creación de tecnologías de fabricación digital. La iniciativa también incidirá en la distribución de nuevos dispositivos y maquinaria tecnológica, así como programas de capacitación para dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía en cinco 'ateneus' de la ciudad.

Por último, se facilitarán dispositivos destinados a la reinserción laboral a través de los cursos de Barcelona Activa, para que los interesados puedan seguir los cursos impartidos a distancia, y se crearán laboratorios dedicados a la cocreación y a la definición soluciones tecnológicas. Siguiendo las directrices de la Agenda 2030, la hoja de ruta de la ciudad para los próximos diez años, la inclusión digital es imprescindible para construir una ciudad más justa, resiliente e inclusiva. 

Diagnóstico inicial

La parte inicial del plan de choque para la inclusión digital de la ciudadanía pasa por el diagnóstico de la realidad en cuanto a la digitalización de la población y la brecha digital. Para ello, el ‘consistori’ ha impulsado una nueva encuesta sobre el uso y conocimiento de las TIC entre la ciudadanía, cuyos resultados se extraerán durante el mes de diciembre de este año y servirán para tomar acciones adecuadas al respecto.

El último informe sobre la brecha digital en la ciudad, llevado a cabo en el 2016 por Mobile World Congress, puso de manifiesto que, pese que Barcelona se mantiene en el mismo nivel que las capitales europeas en referencia a la conectividad de los hogares, aún siguen existiendo carencias importantes en esta materia. Destaca, por ejemplo, la reducción de la conectividad y disponibilidad de dispositivos a partir de los 65 años, demostrando una brecha por edad.