15 ago 2020

Ir a contenido

En colaboración con

Plan de barrios

Más recursos para las zonas de la ciudad más afectadas por la covid-19

El programa aplica medidas para facilitar el acceso a ayudas y aligerar la carga de familias y entidades

También incluye acciones para hacer posible un verano con ocio y cultura para los más jóvenes

Ciudadanos con mascarilla caminando por un tramo de la Via Júlia de Barcelona.

Ciudadanos con mascarilla caminando por un tramo de la Via Júlia de Barcelona.

El Plan de barrios ha adaptado los diferentes programas en los territorios donde se despliega para hacer frente de manera integral a la crisis generada por la covid-19. Las acciones que se están poniendo en marcha tienen como objetivo abordar los problemas socioeconómicos, educativos, de ocio y de capacitación digital del vecindario.

Para facilitar el acceso a las ayudas que las distintas administraciones han puesto en marcha, el Plan de barrios habilita siete oficinas de acompañamiento dirigidas a familias, empresas y servicios para:

►Orientar sobre qué ayudas son más adecuadas para cada situación particular y, si procede, derivar a otros servicios o equipamientos.

►Ayudar en el proceso de solicitud de ayudas: requerimientos y requisitos, documentación o plazos.

►Proporcionar pequeñas formaciones a personas, entidades o servicios para facilitar la tramitación de las ayudas.

Dos oficinas ya están en funcionamiento a través del plan piloto que empezó el 6 de junio en Roquetes-Trinitat Nova y en la Zona Nord. El resto se pondrán en marcha a partir de hoy 27 de julio en la Trinitat Vella, la Verneda i la Pau, el Besòs i el Maresme, la Marina y el Raval.

Actividades gratuitas para niños, adolescentes y jóvenes

El Plan de barrios también ha reforzado la oferta cultural y de ocio para los más pequeños con 1.790 plazas en distintos casales de verano que forman parte del programa Baobab o que se organizan a través de entidades de barrio.

Para los jóvenes y adolescentes se ponen en marcha diferentes actividades deportivas, de ocio y de cultura en el espacio público, a través del programa Verano Joven en los barrios de la Verneda i la Pau, el Besòs i el Maresme, la Zona Nord y la Trinitat Vella, además de la dinamización joven en el Raval.

El objetivo es que los niños y niñas y adolescentes mejoren su bienestar emocional después del confinamiento con actividades para estimular el aprendizaje y divertirse. Además, los programas de ocio permiten aligerar la carga de las familias y facilitan la conciliación.

Reducir la brecha digital

Para reducir la brecha digital, el Plan de barrios mejorará la cobertura y la red wifi de alta velocidad y uso libre en todos los equipamientos municipales de los barrios del Plan de barrios. En los equipamientos de la Zona Nord, en Nou Barris, ya se ha implementado esta mejora con un proyecto piloto. Esta acción irá acompañada de un proyecto de formación y acompañamiento para los colectivos que no tienen conocimientos sobre recursos TIC para que puedan gestionar telemáticamente los trámites administrativos de manera autónoma.

Impulsar la alimentación saludable

En los barrios de la Zona Nord, las Roquetes y la Trinitat Nova se ha puesto en marcha un plan piloto para fomentar los hábitos saludables a través de la entrega semanal de una cesta de productos frescos, ecológicos y de proximidad y de grupos de trabajo en los que se ponen en común aspectos vinculados a la alimentación y los hábitos saludables.