01 jun 2020

Ir a contenido

En colaboración con

Capital científica

Más impulso para la ciencia y el conocimiento en la ciudad

El Plan Barcelona Ciencia 2020-2023, dotado con 4 millones de euros, incluye 15 objetivos y 51 acciones

Se dedicará financiación específica para encontrar soluciones innovadoras beneficiosas para la ciudadanía

El Periódico

Presentación del plan Barcelona Ciencia 2020-2023.

Presentación del plan Barcelona Ciencia 2020-2023.

Con el fin de impulsar el plan Barcelona Ciencia 2020-2023, se destinarán cuatro millones de euros, un millón cada año hasta el final del mandato. La inversión actual, de 11 millones, se incrementará para que se puedan alcanzar los 15 objetivos y las 51 acciones previstas en el plan, que se organizarán en cuatro ejes básicos.

La medida quiere hacer visible la proyección internacional de las instituciones universitarias y científicas de la ciudad y tejer alianzas en Europa para hacer de la ciudad una capital cultural y científica. Además, se dedicará financiación específica a la investigación para encontrar soluciones innovadoras que redunden en beneficio de la ciudadanía. Con el plan también se quiere acercar la ciencia a los vecinos y las vecinas y, finalmente, incentivar el vínculo creativo entre arte, ciencia y tecnología.

Cuatro ejes básicos

La Barcelona científica en Europa. La ciudad tiene una red muy extensa de centros de investigación de primer nivel y de universidades públicas y un tejido productivo potente. Esta red debe permitir articular el papel de Barcelona y de los actores sociales y económicos en las soluciones para los retos de las ciudades de todas partes.

En este punto se consolidará el Premio de Ciencia Hipàtia, un reconocimiento a las trayectorias científicas más relevantes a escala internacional que este año llega a la segunda edición. El plan promoverá, además, la estancia en la ciudad de referentes científicos, políticos y sociales, y seguirá impulsando las bienales del mandato anterior.

Investigación para afrontar los retos de ciudad. El apoyo a la comunidad científica tiene que redundar en la ciudadanía y tiene que servir para hacer frente a los retos que interpelan a la ciudad, como las desigualdades, la emergencia climática, la transición energética, la gentrificación y el envejecimiento. Durante los próximos tres años se incrementarán las subvenciones a la investigación y se trabajará para que profesionales de la investigación de todo el mundo puedan venir a la ciudad a pensar soluciones locales y globales, con una visión feminista que garantice la participación y la voz de las mujeres. Para atraer el talento internacional, el plan garantizará vivienda asequible a los investigadores e investigadoras internacionales y visitantes de media y corta duración.

Por otra parte, se impulsarán proyectos nuevos, como 'Ciutadella del conocimiento' o 'Barcelona, mar de ciencia', que estimularán las actividades de investigación e innovación en la ciudad.

Cultura científica para la ciudadanía y con la ciudadanía. La ciudadanía tendrá un papel primordial en las políticas públicas científicas, en las que podrá participar e implicarse. Se impulsarán programas STEAM y científicos en las escuelas y se crearán nuevos recursos educativos con los centros de investigación de la ciudad. También se consolidará la Bienal de Ciencia, con la segunda y la tercera edición, y la Fiesta de la Ciencia.

Ciencia, artes innovación y sociedad. El potencial creativo de la ciencia tiene un fuerte vínculo con el arte y la tecnología. Este vínculo se potenciará a través del programa Collide International, que fomenta las residencias artísticas con un acuerdo con el CERN (la Organización Europea para la Investigación Nuclear), con el que el ayuntamiento ya tiene un convenio de colaboración, y a través de las fábricas de creación.